•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • EFE

En un acto en Caracas en el que estuvo acompañado por miles de seguidores, ayer, el opositor Henrique Capriles inscribió formalmente ante el Consejo Nacional Electoral, CNE, su candidatura a la Presidencia de Venezuela para los comicios del 7 de octubre, en los que se enfrentará al mandatario Hugo Chávez.

“Hoy estoy aquí por el mandato de nuestro pueblo, y el próximo 7 de octubre seré el próximo presidente de todos los venezolanos”, dijo Capriles antes de ingresar a las instalaciones del CNE para oficializar su candidatura, junto a los representantes de los 33 partidos políticos que lo apoyan.

Capriles, un abogado de 39 años, que fue proclamado el aspirante de unidad de la oposición, tras las elecciones primarias de febrero pasado, hizo oficial su postulación este domingo, un día antes de que Chávez formalice su candidatura a la reelección.

Acompañado de miles en recorrido de 11 kilómetros

El candidato opositor llegó a las inmediaciones del CNE, en el centro de Caracas, después de recorrer unos 11 kilómetros, acompañado de un gran río, formado por decenas de miles de personas que sortearon el mal tiempo que imperó en horas de la mañana en la ciudad.

Vestido con una camiseta del equipo de fútbol de Venezuela, Capriles hizo el recorrido caminando y trotando a ratos. Al arribar a su destino, subió a una gran tarima, en la que desde temprano se presentaron grupos musicales e intervinieron personajes del mundo artístico nacional, incluyendo a su exnovia, la presentadora Erika de la Vega, quien dio la bienvenida a Capriles como “el próximo presidente de Venezuela”.

Dice que un millón lo acompañó

“Hoy salieron como un millón de personas, más de un millón de personas”, dijo el aspirante a sus seguidores, a quienes prometió que el 7 de octubre se convertirá en el “próximo presidente de todos los venezolanos”.

El candidato se comprometió durante su discurso a unir a los venezolanos, divididos por diferencias políticas, y aseguró que sería, incluso, “el presidente de los rojos”, refiriéndose a los seguidores de Chávez.

Indicó que en su proyecto “no hay espacio para el odio”, “la venganza”, ni las “listas” de seguidores o detractores, y sí lo habrá para “el amor”, “el encuentro” y el “diálogo”.

“Con Capriles se va a acabar la división entre chavistas y escuálidos, como llama el oficialismo a la oposición. No hay dos Venezuelas, amigos, hay una sola Venezuela”, sostuvo.

Aseguró que en la contienda de octubre para elegir al presidente que dirigirá el país entre 2013 y 2019, no se va a decidir “entre dos hombres. Vamos a decidir entre dos opciones de vida”.

“Entre un presente estancado, violento, sin oportunidades, o quienes creemos que hay un futuro de progreso para todos”, continuó.

"Un paso más para el 7 de octubre"

“Hoy doy un paso más para la victoria del 7 de octubre. ¡Venezuela, estoy a tu servicio! ¡Pueblo, este flaquito está a tu servicio!”, exclamó.

Capriles recibió la carta de aceptación de postulación por parte de las autoridades del CNE después de que representantes de 33 partidos políticos que apoyan su candidatura presentaran los requisitos para su inscripción, y se confirmara que todos los documentos cumplían con las exigencias del órgano electoral.

Los cinco rectores del CNE estuvieron presentes en el acto, y fueron testigos de la presentación de los requisitos.

El candidato opositor también estuvo acompañado por sus padres y por otros familiares que se sentaron a su lado durante la presentación de las credenciales ante el CNE, así como de los principales líderes de las organizaciones que le brindaron apoyo.

Más temprano, y antes de iniciar la caminata, Capriles comentó que al presentar formalmente su candidatura haría entrega de su programa de gobierno, que “ha sido el trabajo de muchos meses”, y que entre sus propuestas principales contempla afrontar la grave situación de inseguridad ciudadana y fomentar el empleo.