•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El delegado presidencial para las inversiones nicaragüenses, Álvaro Baltodano, pidió hoy a Estados Unidos "fortalecer" las alianzas económicas con todos los países de América y promover la competitividad.

El funcionario nicaragüense hizo ese llamado durante un foro que se celebra en Washington y en momentos en que Estados Unidos analiza si aprueba o rechaza a Nicaragua una dispensa anual para  mantener el apoyo a la cooperación internacional con el país centroamericano, conocida como "waiver".

"Debemos fortalecer aún más las alianzas económicas en el hemisferio, en este esfuerzo Estados Unidos juega un rol clave, ya que es el principal socio de muchos de nuestros países", declaró

Baltodano en ese foro.

Debemos trabajar, unirnos y asegurarnos de estar involucrados en iniciativas que vinculen nuestras economías y nos lleven a un camino hacia la prosperidad", agregó el funcionario gubernamental.

Washington puso este año en duda el "waiver" a Nicaragua debido a la falta de transparencia fiscal, a la ocupación de propiedades de ciudadanos estadounidenses en este país y por las "graves irregularidades" registradas en las elecciones presidenciales de 2011, en las que fue reelegido el presidente Daniel Ortega.

Si ese certificado que otorga cada año Estados Unidos es suspendido, Washington no puede otorgar ayuda bilateral o apoyar la concesión de préstamos por parte de instituciones financieras internacionales al país afectado.

Baltodano defendió los resultados de los fondos de cooperación estadounidense a Nicaragua, ya que "en el corto plazo la cooperación (internacional) ha dado respuesta a las necesidades básicas de la población" nicaragüense.

Entre esas necesidades cubiertas mencionó el acceso a las viviendas, salud y el derecho a la propiedad.

"Pero nosotros creemos que la inversión y el comercio son los factores que van a impulsar el desarrollo sostenible de Nicaragua en el largo plazo", destacó el funcionario, que estuvo acompañado por empresarios.

Nicaragua, añadió, promoverá "con más fuerza las inversiones extranjeras directas y el comercio que contribuyan al desarrollo económico y social", aspectos en los que Washington tiene mucho peso por ser el principal socio comercial de este país centroamericano.

En caso de que Estados Unidos niegue el "waiver" a Nicaragua, Washington vetaría los programas de financiación a Managua en el Banco Mundial (BM), Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), que en conjunto desembolsaron 237,2 millones de dólares en 2011 al sector público nicaragüense.

Nicaragua captó 967,9 millones de dólares de inversión extranjera y este año proyecta obtener 1.000 millones de dólares, lo que supondría una cifra récord.

En las jornadas de hoy en Washington participaron la Agencia de Promoción de las Inversiones de Nicaragua, la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (Amcham), la Cámara de Comercio de los Estados Unidos para las Américas, la Asociación de Cámaras de Comercio de América Latina y empresarios estadounidenses.