•   RAAN, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Tres de los cinco acusados de ser los presuntos responsables de la masacre ocurrida el pasado 31 de mayo en la comunidad Peñas Blancas, ubicada a pocos kilómetros de Las Quebradas, jurisdicción de Siuna, Región Autónoma Atlántico Norte, fueron acusados ayer por el Ministerio Público del delito de asesinato y lesiones a un menor.

Bismarck Hernández Martínez, alias “Cacho Bajo”; José Daniel Hernández Martínez, alias “El Pizote”, y Joaquín Hernández Martínez, son señalados de ser los presuntos responsables de haber abatido a balazos a tres miembros de la familia Alaniz Aráuz y a uno  de sus trabajadores.

La acusación fue admitida por la juez de audiencia penal de Siuna, Flor de María Torres Garth, y programó la audiencia inicial para el próximo 19 de julio. Además, mantuvo la prisión preventiva contra los acusados, por tratarse de un caso grave donde fueron asesinadas cuatro personas y lesionado un menor de cuatro años.

Junto a los hermanos Hernández Martínez, fueron acusados por los mismos delitos Enrique Centeno y Miguel Romero, para quienes la judicial giró orden de captura.

Detallan hecho

El fiscal Pedro Pablo Amador Cortés señaló en su acusación que los tres acusados llegaron a la casa de la familia Alaniz, haciéndose pasar por policías, y preguntaron por Santos Hilario Alaniz Valle, pero su esposa les dijo que no estaba.

Posteriormente rafaguearon la vivienda y balearon a Santos Hilario para luego machetearlo, por lo que sus dos hijos mayores entraron a defender a su padre, y fueron baleados por los acusados, que les provocaron la muerte de forma instantánea.

En el tiroteo también resultaron heridos un menor de cuatro años --quien se recuperó al recibir atención médica--, y Pilar Antonio Flores, quien falleció horas más tarde en el Hospital “Carlos Centeno”, de Siuna.

El funcionario también precisó que la masacre se debió a un problema personal que tenían los acusados con la víctima.

El comisionado mayor Otilio Duarte, jefe de la Policía Nacional en el Triángulo Minero, Prinzapolka y Mulukukú, aseveró que mantienen operativos dándole persecución a dos de los acusados que aún no han sido capturados.

“Nosotros conformamos un equipo para dar con el paradero de los responsables de esta masacre que viene a enlutar a las familias de esta Región, y ya hemos logrado detener a tres de los cinco que participaron en el hecho”, aseveró el jefe policial, quien aseguró que darán con los otros dos responsables.