•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Conductores de vehículos y pobladores que transitan y habitan a la largo de la Carretera a Masaya, han planteado la necesidad de ampliarla para mejorar la transitabilidad y los tiempos de entrada y salida de Managua, pero el titular del Ministerio de Transporte e Infraestructura, MTI, Pablo Martínez, explicó que la institución enfrenta algunos problemas para dar respuesta a estas demandas.

“Cuando queremos ampliar una carretera o una calle aquí mismo, en Managua, se hace imposible porque la gente invadió, y después reclama que es propiedad de ella. Vamos a hablar con los diputados y con la población. El derecho de vía es de todos los nicaragüenses y nadie debe de invadirlo, porque cuando queremos ampliar, mejorar el transporte nos vemos obstaculizados”, aseveró Martínez.

Autoridades de la Policía, del MTI, del Fondo de Mantenimiento Vial, Fomav, y de la Asamblea Nacional, han sostenido reuniones para buscar una solución al caos vehicular que enfrentan a diario miles de conductores en esta carretera.

En declaraciones recientes, el vicetitular del MTI, Franklin Sequeira, indicó que podrían estar habilitando dos rutas alternas en este sector. La primera que sale de residencial Las Colinas hacia el Mercado “Roberto Huembes”, y la segunda que va hacia Ticuantepe, Veracruz y Sabana Grande.

Hay aprovechados

Martínez dijo que algunos pobladores invaden las vías para luego conseguir una indemnización, ya que saben que algunos organismos internacionales detienen los desembolsos de préstamos para la ejecución de ampliaciones de carreteras, hasta que no se solvente la situación “social”.

“La ley vamos a procurar mejorarla (para que) el que invada el derecho de vía sea sancionado y que tenga que pagarla… siempre hemos hablado con las personas que invaden las vías, pero si usted recorre las carreteras, muchas no son familias, muchos son los dueños de las fincas, grandes terratenientes, que van adelantando los cercos; en otros lugares es gente de mucho dinero que saca el muro --entre comillas-- para protección, pero después se quedan con el terreno y piden indemnización”, cuestionó Martínez.

Propuesta de carril contrario

El viceministro aseguró que la Carretera a Masaya tiene un bajo nivel de servicio, ya que el tiempo de espera en los semáforos es de casi cuatro minutos, mientras Martínez dijo que habría que estudiar y divulgar muy bien la propuesta de utilizar uno de los carriles contrarios cuando se ingresa a Managua, y, viceversa, cuando se sale. “Si la gente no está bien informada, lo que vamos a hacer es colisiones, accidentes y más estancamiento”, consideró el funcionario.

Desde febrero de este año, con el propósito de preservar las inversiones efectuadas en la construcción y procurar las mínimas interrupciones del tránsito, el Fomav inició trabajos de mantenimiento vial en el tramo comprendido entre el kilómetro 5 de la Carretera a Masaya y el 41 de la Carretera hacia Granada.