•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

A más tardar el próximo 2 de julio, el gobierno estará concertando con las cámaras empresariales privadas, el sector de las pequeñas y medianas empresas y los sindicatos, la reforma tributaria que tendrá que ser aprobada el 30 de septiembre como fecha tope, declaró ayer el asesor presidencial en asuntos económicos, Bayardo Arce Castaño.

“La idea es que esta concertación tiene que estar lista a más tardar el 30 de septiembre, y tiene que estar reflejada en el Presupuesto General de la República en esa fecha, y entraría en vigencia el primero de enero del 2013”, comentó.

Arce Castaño declaró que el gobierno trabaja de forma paralela una evaluación que determinará el impacto que tuvo la reforma tributaria de 2009, y la propuesta del nuevo sistema tributario que discutirán con los sectores económicos antes de que pase a discusión con los diputados de la Asamblea Nacional.

Entre otras cosas, el asesor presidencial adelantó que estudian la posibilidad de reducir el Impuesto sobre la Renta, IR, que pagan los asalariados por sus ingresos de trabajo o ingresos de capital, con el fin de ampliar los márgenes de cobertura.

Así mismo, dijo que también estarán revisando el régimen fiscal de cuota fija que cubre a los micro, pequeños y medianos negocios que reportan ingresos por C$400,000 anuales.

Reformas graduales a exoneraciones

En sus declaraciones, Arce Castaño explicó que en estos momentos un equipo de expertos se encuentra revisando cada una de las exoneraciones y exenciones fiscales que otorga el gobierno a los sectores de la economía nacional para determinar el impacto real que tiene para el desarrollo del país.

Aunque no brindó mayores detalles al respecto, adelantó que cualquier reforma que se haga en este sentido, será aplicada gradualmente y aseguró que así se lo han hecho saber al Fondo Monetario Internacional, FMI.

“Ahorita hay condiciones positivas para ellos; en la ganadería, en el café, se les ha abierto otros mercados, en general los alimentos son unas áreas con mayor potencial, nosotros estamos volcados al desarrollo agroalimentario. Habrá que revisar cómo mantenemos estos estímulos para los sectores de mayor interés”, insistió Arce Castaño.

En relación con estas declaraciones del asesor económico presidencial, el presidente de la Unión Nacional de Productores Agropecuarias, Upanic, Manuel Álvarez, indicó que sería un error tocar al sector agropecuario, y que 30 años de exoneraciones es poquito en relación con otros países como Estados Unidos y algunos europeos, que han sostenido los incentivos fiscales agropecuarios por más de cien años.

Por su parte, el economista René Vallecillo consideró que el gobierno medirá los efectos de las exenciones fiscales con el objetivo de valorar dónde “quitar” los estímulos, y se enfocará en el sector formal.

“Nadie dice que no tiene exoneraciones fiscales. Más que todo, estarían revisando los grandes almacenes, mayoristas y distribuidores, y buscan no cobrarles a los chiquitos, eso será parte de la discusión”, expresó el economista.

En su momento, el Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, ha solicitado que se mantengan los incentivos fiscales. El Nuevo Diario, END, intentó comunicarse con el presidente de dicha organización, José Adán Aguerri, pero no contestó nuestra llamada.

Mini reforma va

El asesor presidencial Bayardo Arce descartó aprobar tal como está una mini reforma a la Ley 306 (Ley de Incentivos Turísticos), que busca reducir el techo de inversión de las mipymes para gozar de los incentivos fiscales de dicha ley.

Indicó que la mini reforma será incluida en el consenso nacional, no sin antes aclarar que someterán a discusión la propuesta de ley que busca reducir las inversiones de pequeños hoteles, de US$50,000 en el caso de Managua a US$10,000, y fuera de Managua pasar de US$30 a US$5,000 para gozar de esos incentivos fiscales.

Al respecto, el presidente de la Cámara Nicaragüense de Turismo de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa, Cantur, Leonardo Torres, indicó que el sector llevará como punto inicial de negociación la aprobación del documento tal como está redactado, porque ese fue el compromiso del presidente Daniel Ortega con el sector.

El presidente ejecutivo del Instituto Nicaragüense del Turismo, Intur, Mario Salinas, dijo que con la mini reforma, el sector no busca aumentar las exoneraciones, sino incrementar “la cantidad de actividades que se cubren con la Ley 306, que en este momento es para los hoteles y condo-hoteles”.

Las declaraciones, por parte del asesor económico de la presidencia, Bayardo Arce, fueron brindadas durante el Primer Foro Nacional de Mipymes Turísticas 2012, que se realizó ayer en un hotel de Managua, y que contó con la presencia de pequeños y medianos empresarios del sector turismo, autoridades gubernamentales, representantes de la Policía Nacional, agencias de cooperación, embajadas y organismos multilaterales.

En este foro se planteó que, en 2011, las exoneraciones fiscales aprobadas alcanzaron los US$130 millones, y las mipymes lograron beneficiarse en un 20%. Este año se aprobarán US$180 millones en exoneraciones fiscales.