•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El gobierno y algunos empleadores están violando los derechos de los trabajadores y de los sindicatos, mientras el Poder Judicial y el Ministerio del Trabajo, lejos de velar por el cumplimiento de las leyes laborales, terminan por afectarlos. No obstante, ha habido algunos avances en el sector de zonas francas y en la búsqueda de lograr un mejor marco jurídico en Nicaragua.

Estos son los principales señalamientos del “Informe sobre las violaciones de derechos sindicales 2012”, de la Confederación Sindical Internacional, CSI.   

“Los despidos por organizar sindicatos, el uso de la tercerización y las limitaciones al derecho de negociar colectivamente, así como prácticas cercanas al trabajo forzoso, han sido las principales violaciones en este período (2011). Se han registrado despidos injustificados como los de la empresa pública de agua Enacal, y la violación a la libertad sindical, entre otros”, son algunos ejemplos que menciona la CSI.

En el sector público, el informe menciona que los trabajadores sindicalizados han enfrentado diversos abusos de autoridad reflejados en represalias, discriminación, despidos ilegales, suspensiones de trabajadores de forma ilegal, contrataciones ilegales con megasalarios, creación de nuevas plazas ilegales, promociones a cargos superiores de forma ilegal, traslados de trabajadores de un área a otra de forma arbitraria, y desacato (por parte del gobierno) a las resoluciones administrativas y judiciales.

Por otro lado, el informe reconoce que se han dado importantes avances por medio del diálogo social en las zonas francas. Se estableció el Consejo Nacional del Trabajo y se realizaron esfuerzos por aprobar un Código Procesal Laboral, que agilice los procedimientos en esta materia, y por establecer un Tribunal Superior del Trabajo, además de la iniciativa de ley encaminada a combatir los males de la tercerización que afecta a los obreros.

Sindicalistas opinan
Álvaro Leiva Sánchez, Secretario de Asuntos Laborales de la Federación Democrática de Trabajadores del Servicio Público, Fedetrasep, dijo sentirse satisfecho con dicho informe, ya que significa un triunfo en el campo laboral para los trabajadores a nivel internacional.

“Allí se refleja que en Nicaragua como país se están violando más de 15 convenios en materia de derechos laborales y sindicales, ya que hasta la presente fecha el gobierno ha cobrado 23,609 trabajadores públicos despedidos, y el descabezamiento de 156 organizaciones sindicales en las más de 60 instituciones públicas del Estado”, señaló Leiva.

Luis Barbosa, Presidente Ejecutivo de la Central Sandinista de Trabajadores “José Benito Escobar”, se excusó de opinar sobre las arbitrariedades ocurridas en las instituciones estatales por desconocerlas.

Instituciones “malparadas”
El informe indica que existen carencias respecto a la justicia laboral, ya que la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, a menudo no dictamina a favor de la tutela de derechos fundamentales en los diferentes recursos de amparo interpuestos por los dirigentes sindicales y trabajadores.

Además, cuestiona que el Ministerio del Trabajo no ha ejercido la tutela laboral y sindical, a pesar de tener conocimiento de despidos injustificados que ejecutan empresas privadas en contra de trabajadores que han intentado formar sindicatos amparados por la ley.

El Ministerio de Educación fue criticado porque se ha negado a que la Confederación Nacional de Maestros de Nicaragua tome parte en el proceso de negociación colectiva, para garantizar mejores beneficios sociales, y asegurarse de que respeten sus derechos sociales contenidos en los convenios colectivos vigentes.

Además, cuestionan que a las domésticas, a los trabajadores de los centros de llamadas, y al personal de la salud --estos últimos laboran en hospitales públicos--, se les exige jornadas de trabajo de más de las ocho horas sin cobrar horas extras.