Edgard Barberena
  •  |
  •  |

El vicepresidente Jaime Morales Carazo descartó cualquier posibilidad de ruptura de las relaciones de Nicaragua con la Organización de Estados Americanos, OEA porque "este es un organismo burocrático internacional de los estados americanos  y de los cuales constituimos en esta organización los dueños y socios".

El vice mandatario dijo que a veces se han dado casos y no una sola vez que algunos directivos y funcionarios de esa entidad multinacional se extralimitan en sus manifestaciones y participaciones.

La reacción del "Número 2" del Ejecutivo se produce después que el presidente Daniel Ortega, durante la conmemoración del XXVIII aniversario de la Alfabetización, amenazó con sacar a Nicaragua de la OEA si esta instancia regional emite una declaración manifestándose sobre el proceso electoral municipal nicaragüense.

Estimó Morales Carazo que la OEA durante el gobierno anterior estuvo en Nicaragua por un tiempo largo, "como que si estábamos en guerra, pero aquí no había pasado absolutamente nada. Creo que las elecciones son cuestiones privativas de cada
Estado, sin embargo, cada Estado si lo considera conveniente puede invitar a quien desea a venir de observador".

El funcionario mencionó que en México no se llaman observadores, simplemente se llaman invitados. "Yo he estado en México en varias elecciones y las funciones que se les asignan son extremadamente simples sin derecho a ninguna participación. No creo que estamos llegando a esos extremos, ni muchísimo menos", recalcó.

Mientras tanto en la página web del organismo hemisférico se encuentra un comunicado donde señala que el Secretario General de la OEA,  José Miguel Insulza, se reunió en Santiago, Chile el pasado 21 de agosto, con el presidente de la Unión de Partidos Latinoamericanos, UPLA, Jovino Novoa, para conversar sobre la preocupación expresada por el organismo partidario a la OEA, respecto de la exclusión de dos partidos opositores de la contienda política en Nicaragua.

Esto es referido a la cancelación de las personalidades jurídicas de los partidos Conservador d Nicaragua y el Movimiento de Renovación Sandinista, ejecutado por el Consejo Supremo Electoral.

Según la publicación oficial del organismo hemisférico, Insulza presentará la carta de la UPLA en la próxima sesión del Consejo Permanente de la OEA, y expresó su preocupación por el problema, ya que el organismo hemisférico ha logrado avances
significativos en la labor de observación electoral en el continente. Advirtió, sin embargo, que "no sacamos nada con lograr elecciones limpias en la región, si en algún país no puede participar una cantidad importante de candidatos, porque son
excluidos del escenario político nacional".

El máximo representante de la OEA insistió en que "nos preocupa la exclusión que se ha producido en Nicaragua de los partidos Conservador y Reformista Sandinista, ya que son la oposición que existe en ese país", y deben participar democráticamente en
la contienda electoral de manera transparente y normal.

Insulza se comprometió con el presidente de la UPLA a dar cuenta de la carta de denuncia ante el Consejo Permanente, porque consideró un "problema grave" que debe ser conocido por el conjunto de los países miembros de la OEA.