•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

La Policía Nacional desmanteló hoy un laboratorio clandestino en el que se pretendía producir metanfetaminas, una droga sintética, y detuvo a siete personas, entre ellos un mexicano, supuestamente vinculados a una red internacional de narcotraficantes, informó la institución policial.

La jefa de Auxilio Judicial comisionada general, Glenda Zavalla, indicó en rueda de prensa que ese laboratorio artesanal, ubicado a 11 kilómetros al noroeste de Managua, fue desmantelado tras un trabajo de inteligencia que comenzó desde inicios de 2011.

Según la jefa policial, el caso está relacionado con unos contenedores que intentaron ingresar a Nicaragua en 2011 y transportaban un precursor químico de metanfetamina, conocido como feniletilacetato, que está prohibido en el país, y fue desviado hacia El Salvador, donde "fue ocupado (incautado) parte de ese producto".

Unas 60 toneladas de químicos para elaborar metanfetaminas fueron decomisadas en marzo de 2011 en el puerto de Acajutla (Pacífico), 52 kilómetros al suroeste de San Salvador, según la Fiscalía de ese país.

"Posteriormente logramos conocer que habían introducido parte de ese producto en Nicaragua", explicó Zavala.

En el operativo de Nicaragua, denominado "Embrión", allanaron nueve viviendas, detuvieron a siete personas e investigan a otros seis, sin detener aún, señaló.

En el lugar, ubicado a 11 kilómetros al noroeste de Managua, donde pretendían instalar el laboratorio artesanal, se hallaron 80 barriles de plásticos con capacidad de 55 galones por barril, con una cantidad no precisada de productos químicos, un rifle 22 y un fusil, detalló.

Mientras en una vivienda en un barrio de Managua decomisaron dos tanques con capacidad de 200 galones y 150 galones, respectivamente, agregó.

Las autoridades detuvieron al mexicano Roberto González Almeira y a los nicaragüenses Roberto Guadalupe Rocha Pérez, Héctor Ricardo González Padilla, Blanca Argentina Guerrero Medrano, Martha Leticia Guerrero Medrano, Felipe Eulogio Araica Fonseca y Edic Obando Reyes.

También investiga, aunque aún no detienen, al mexicano Raúl González Padilla y a los nicaragüenses Henry Rafael Cisneros (dueño de la propiedad), Hazel Roberto Reyes Vanegas, Daniel Enrique Chávez Ruiz, David Augusto Chávez Ruiz y Alvín Darce.

Los detenidos serán remitidos al Ministerio Público para que sean acusados por los delitos de crimen organizado y procesamiento de droga.

Según el portavoz policial, Fernando Borge, en Nicaragua no existe laboratorio para producir droga sintética y en los últimos cuatro años han desmantelado, con el actual, cuatro laboratorios que "estaban iniciándose", uno en occidente y tres en las afueras de Managua.