•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un nuevo grito de SOS lanzó el Fiscal General de la República, Julio Centeno Gómez, a los diputados ante la Asamblea Nacional, demandando más recursos presupuestarios para esa institución pública, con el propósito de mejorar la efectividad en la resolución de casos.

No es primera vez que Centeno Gómez hace esta petición, y ayer, al presentar el informe de los resultados obtenidos por la Fiscalía en 2011 ante la AN, reiteró que necesitan al menos C$300 millones para funcionar adecuadamente, tener presencia en todo el territorio nacional, efectividad de respuesta y mejorar los salarios de los fiscales.

Aseguró que en 2011 la institución recibió C$150 millones como presupuesto anual, y este año C$159 millones, por lo que solo cuentan con 292 fiscales a nivel nacional, cuando en países más pequeños como El Salvador tienen 1,400 fiscales, con presupuesto de US$40 millones. El funcionario indicó que de los 153 municipios del país, la institución que dirige apenas logra cubrir 65, por lo que los funcionarios deben andar “saltando” de un lado a otro.

“La fortaleza del Ministerio Público es la vocación de servicio que tienen el 80% de los fiscales, que son mujeres, y el deseo de seguir adelante aun con nuestras limitaciones… No tenemos ni siquiera una sede donde recostar la cabeza. Allí está la carta última que me mandaron del Bancentro para que les devuelva el edificio que no es nuestro, no tenemos ni casa propia”, se quejó Centeno.

Logros de Fiscalía

A pesar de las limitaciones económicas, el Fiscal General aseguró que la institución el año pasado conoció 50,000 causas, de las cuales procesó 18,842 ante los Tribunales de Justicia, logrando una efectividad de respuesta del 82% con solo un 18% de mora fiscal. Los lugares donde recibieron más denuncias son: Managua, Matagalpa y León.

El funcionario destacó que la política de persecución criminal que tiene Nicaragua no la tiene ningún país en el hemisferio, ya que la misma ha sido efectiva contra los criminales organizados y el narcotráfico. En sus intervenciones, los diputados dejaron entrever que la Fiscalía, en algunos casos, es condescendiente con los criminales o se deja llevar por “colores políticos”, pero esto fue rechazado por Centeno.

“Imagino que esa es la respuesta de los inconformes, porque, como dije, algunas veces hay conformidad con algunos y resentimiento con otros, sobre todo los que tienen intereses muy altos; los pobres casi nunca se quejan, los hambrientos de justicia, porque son los delitos corrientes del Ministerio Público”, ripostó el titular de la Fiscalía