•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

De 287,776 nicaragüenses en Costa Rica, solo el 11% tienen su documentación migratoria, a pesar de que en octubre de este año se vence el período de gracia de seis meses, para la entrada en vigencia del Reglamento de Extranjería del vecino país, que depositaría a miles de nuestros compatriotas.

La advertencia la hace la Red Nicaragüense de la Sociedad Civil para las Migraciones, Rnscm, cuyos representantes se pronunciaron para que el gobierno nicaragüense dé facilidades a nuestros conciudadanos en el extranjero, para brindarles ayuda y que --con menor costo-- obtengan su documentación para regularizar su estadía.

Tomando en cuenta que según el Banco Central, en 2011 los migrantes nicas en Costa Rica enviaron en remesas a Nicaragua US$115.3 millones, destacan que esto debería ser de interés para el gobierno y para la economía del país, ya que los migrantes en Costa Rica son la segunda mayor fuente de remesas, antecedida por las que llegan de Estados Unidos: US$366 millones.

Facilitarles obtención de sus documentos

“En un país donde hay pocas opciones y oportunidades laborales, al menos se debería facilitar la obtención de documentos, como partidas de nacimiento, cédula de identidad y pasaporte”, comentó Jorge Luis Estrada, coordinador de la Rnscm, quien agregó que el 70% de la migración nica se debe a la búsqueda de mejores fuentes de ingresos para la sobrevivencia, ya que los migrantes son muy pobres como para mantenerse, enviar a sus familias y todavía pagar altos costos en trámites burocráticos.

Señaló que ello es un duro golpe a su economía.

“El tema de las debilidades del sistema no puede dejarse a un lado, pues estamos claros del accionar del crimen organizado, así que también debe representar mayor seguridad en quienes manejan este tipo de documentación”, expresó.

400,000 ingresan a Costa Rica temporalmente

Marlin Sierra, representante del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, en la Rnscm, dijo que el 76% de los nicas en Costa Rica están sin documentación. “Se habla de casi 290,000 nicas en el vecino país, pero a estos se pueden sumar unos 400,000 que también ingresan, pero temporalmente durante los ciclos de labor agrícola”.

“Si el gobierno no brinda su apoyo, a partir de octubre se verán miles de deportaciones. El Reglamento de Extranjería especifica que todos los extranjero en Costa Rica deben tener al menos una identificación oficial para hacer sus trámites migratorios, pero al no tenerla, serán expulsados del país”, expresó Sierra.

Alega que lo mejor sería evitar que la mano de obra nica se vaya del país, ya que el 30% de ellos son muy jóvenes. “El problema es que a pesar del problema que representa estar indocumentados, aún así se gana más salario que en Nicaragua por el mismo trabajo. Allá pagan unos US$350 por el servicio de doméstica (con sus papeles), y US$250 para las que no los tienen. Aun así, es mayor que el salario mínimo. Aquí el mínimo es de C$3,500, pero la mayoría paga solo C$2,500, y eso sin seguridad social”.

Otra de las peticiones de la Rnscm es que el gobierno dé instrucciones a sus instituciones y consulados en el fortalecimiento de sus capacidades para recibir, gestionar y tramitar las solicitudes de cédula y pasaporte ordinario, así como certificados de nacimiento, antecedentes penales y la inscripción consular, estableciendo mecanismos efectivos de coordinación y funcionamiento operativo interinstitucional con el Consejo Supremo Electoral, la Dirección General de Migración y Extranjería, y la Policía Nacional.

Asímismo, solicitan a la Asamblea Nacional que apruebe el Decreto 14-2012 de Adhesión al Convenio de La Apostilla de La Haya, sobre eliminación del requisito de la legalización de documentos públicos extranjeros, con lo cual se evitarían deportaciones. A este están suscritos El Salvador y Costa Rica.