•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Carla María Jarquín Chamorro, conocida como “La Ñata”, rompió en llanto y alegó ser inocente de los cargos que le formula la Fiscalía por su presunta vinculación con el narcotraficante Alejandro Jiménez y otras 20 personas, entre los que destacan el exmagistrado electoral, Julio César Osuna, y el empresario de espectáculos, Henry Fariñas.

“¡Soy inocente, que me careen con esas personas que me vinculan…! ¡Yo nunca me he subido a una lancha…! ¡Que me quite la vida Dios si estoy mintiendo…! ¡Me están confundiendo con Karla Fariñas!“, dijo Jarquín sin poder contener las lágrimas, luego de que el juez Julio César Arias le impuso la prisión preventiva por los próximos ocho días.

Juez ordena tramitación compleja

El juez Quinto Distrito Penal de Audiencia de la capital, también ordenó la tramitación compleja del proceso --es decir, que se duplican los términos-- para Jarquín, a petición de la Fiscalía, y ordenó el levantamiento del sigilo bancario en las cuentas que podría tener la acusada en los bancos del Sistema Financiero Nacional.

Por haber aceptado el juez la tramitación compleja del proceso, con lo que de manera automática se duplican los plazos, Jarquín deberá comparecer a audiencia inicial el próximo 20 de junio junto con Henry Fariñas, Julio César Osuna, Guillermo Terán y otros 10 acusados.

A Jarquín, capturada por la Policía el pasado fin de semana en Rivas, el Ministerio Público le imputa la presunta autoría de los delitos de transporte internacional de estupefacientes, crimen organizado y lavado de dinero.

Era "mujer de confianza"

Según la acusación del Ministerio Público, Jarquín era “mujer de confianza” de Alejandro Jiménez, “El Palidejo”, porque supuestamente era la encargada de recibir la droga en un punto ciego de la frontera entre Nicaragua y Costa Rica, para luego trasegarla hasta territorio hondureño.

“Carlos María Jarquín y el sujeto solo conocido como ‘El Flaco’ tenían ventaja por ser de Rivas, lo que les permitía conocer los puntos ciegos de la frontera --es decir, sitios donde no hay vigilancia--“, refiere el escrito acusatorio.

La acusada, con un grupo de “muleros” que cargaban en mochilas la droga proveniente de Costa Rica, la hacían circular por la ruta Cárdenas, San Jorge --ambos municipios de Rivas--, el lago Cocibolca, Chontales, Boaco y Managua, hasta llegar a Las Manos, en la frontera Norte.

Jarquín aseguró que tiene cómo demostrar que ella ha viajado varias veces a Panamá, a comparar mercadería para su negocio --material escolar y de oficina--, y agregó que no viaja desde hace dos años al país canalero luego que sufrió un accidente de tránsito que la dejó con una lesión.