• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Con nueve allanamientos en diferentes barrios de la capital, siete detenidos y la incautación de 80 barriles con sustancias para fabricar droga sintética, la Policía Nacional, a través del operativo denominado “Embrión”, desmanteló una red que estaba montando un laboratorio para elaborar alucinógenos.

Desde tempranas horas de ayer iniciaron los allanamientos hasta culminar en Villa Motastepe, en Ciudad Sandino, en una vivienda donde almacenaban los 80 barriles con 4,400 galones de químicos, además, se incautó un rifle y un fusil VZ.

“En la identificación de la sustancia establecimos que se trata de un precursor de 3.4 metil dioxifenil dos prospanona, elemento utilizado para la preparación de la droga sintética conocida como metanfetamina, derivado de la droga anfetamina”, informó el comisionado Arsenio López, jefe de Criminalística Especializada, de la Policía Nacional.

“Esta es una agrupación delincuencial integrada por mexicanos y nicaragüenses, quienes venían intentando introducir materia prima e instrumentos químicos para la elaboración de droga sintética conocida como metanfetaminas”, agregó.

La comisionada general Glenda Zavala, jefa de la Dirección de Auxilio Judicial, DAJ, de la Policía Nacional, afirmó que desde 2011 querían introducir este producto, pero el trabajo de inteligencia policial, en coordinación con la Aduana, Ministerio de Salud y el Ejército de Nicaragua, logró desviar la embarcación, la que luego fue ocupada en El Salvador.

“Y con el trabajo de seguimiento que realizamos, dimos con estos lugares”, agregó la comisionada general Zavala, tras agregar que también allanó un taller donde se construyeron dos tanques conocidos como “alambiques”, que sirven para condensar y evaporar la sustancia encontrada.

Los detenidos

La Policía Nacional está investigando a 13 personas, dos mexicanos y el resto nicaragüenses.

Los siete detenidos son el mexicano Roberto González Almeira y/o Marcos Aracht; Roberto Guadalupe Rocha Pérez, Héctor Ricardo González Padilla, las hermanas Blanca Argentina y Martha Leticia Guerrero Medrano; Felipe Eulogio Araica Fonseca y Edith Obando Reyes.

Los otros seis investigados están prófugos de la justicia, y fueron identificados como: Raúl González Padilla, de origen mexicano; Henry Rafael Cisneros, dueño de la vivienda donde se encontraron los barriles; Axel Roberto Reyes Vanegas, alias “Pinky”; Daniel Enrique Chávez Ruiz, David Augusto Chávez Ruiz y Alvin Darce.

Según los agentes del orden, los detenidos serán acusados por los delitos de crimen organizado y producción tenencia o tráfico ilícito de precursores.

"Diablo Rojo"

Según investigaciones policiales, los detenidos alquilaron diferentes locales para guardar los barriles.

Una de las viviendas alquiladas era la finca vecina a la casa allanada, donde le habían manifestado a los propietarios que los barriles contenían “Diablo Rojo”.

“Esa gente le alquilaba el pedazo de patio al antiguo dueño de la finca, y le dijeron que era ácido para lavar inodoros, llamado “Diablo Rojo”, por lo que debían evitar que se acercaran niños. Aquí estuvieron guardados cuatro meses hasta que el nuevo dueño les pidió que le desocuparan el lugar”, manifestó el cuidador de la propiedad.

Pero nadie sabía que ese químico era inflamable, volátil y tóxico, que en un lugar cerrado se convertía en una amenaza latente.

Los vecinos de la zona presentían que los “movimientos turbios” que observaban podrían tratarse de trasiego de drogas, pero nunca imaginaron que se tratara de la instalación de un laboratorio para tal fin.

“Imagínese que eso que tenían ahí (en el patio de la vivienda) era una bomba de tiempo, porque uno quema la basura, ¿y qué tal si una chispa se le hubiera ido? ¡Nos lleva a todos ‘en el saco’! Se oían rumores de que podía tratarse de tráfico de drogas, pero nunca imaginamos que sería algo peor”, manifestó alarmada la pobladora.

La Policía Nacional dejó establecido que en Nicaragua no existe laboratorio para fabricar alucinógenos. En 2009 quebraron sitios donde pretendían instalar algunos, como en Carretera Sur; Achuapa, León y Monte Fresco.