•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El colombiano Luis Felipe Ríos Castaño, de 34 años, quien ayer fue puesto a la orden del juez, acusado de espionaje y violación de secretos de Estado, trabaja para los servicios de Inteligencia de Colombia y logró obtener información clasificada del Ejército de Nicaragua, aseguró el general Julio César Avilés, jefe de la institución castrense.

“Este ciudadano colombiano es confeso; trabaja para los servicios de Inteligencia de la República de Colombia”, dijo Avilés, quien agregó que desde agosto de 2011 los órganos de Inteligencia y Contrainteligencia militar le daban seguimiento a Ríos Castaño.

Según el alto jefe militar, el colombiano llegó al país en 2010, empezó sus labores en 2011 y se hacía pasar como un español corresponsal de una revista que aborda temas de defensa y seguridad, pero no precisó el nombre de la revista.

“Buscaba planes de defensa nacional, información de planes de desarrollo del país, y la (información sobre la) trascendencia de la cooperación del Ejército de Nicaragua con otras Fuerzas Armadas”, agregó Avilés, luego de inaugurar el VIII Curso de Seguridad y Defensa Nacional.

Dos militares nicas detenidos

El teniente Amaru Álvarez Granera y el capitán Leonidas Castillo Ruiz, son los dos oficiales nicaragüenses que serán juzgados en la Corte Militar por la comisión del delito de espionaje militar, revelación de secretos y desobediencia.

“Están detenidos dos militares que dieron información a este agente confeso. Ambos están siendo procesados bajo el fuero militar y serán sancionados según el Código Penal Militar. Quiero reiterar que este sujeto violentó nuestras leyes, tenemos pruebas y conocemos para quién trabaja en Colombia. Queremos reiterar ante la nación que el Ejército de Nicaragua no permitirá que organismos y agentes extranjeros vengan a pretender desestabilizar… En el Ejército de Nicaragua no tienen cabida traidores o delincuentes”, añadió Avilés.

El Ejército aseguró que el colombiano ofreció recursos financieros a cambio de documentos del Estado nicaragüense sobre la seguridad y defensa nacional.

“Durante todo este proceso de trabajo, y producto de las capacidades y fortalezas de nuestro servicio de Inteligencia, se logró identificar que el ciudadano Luis Felipe Ríos Castaño venía realizando labores de espionaje y de sustracción de documentación oficial clasificada”.

Ríos Castaño fue detenido el pasado martes 12 de junio en el lugar donde residía; en la Carretera a Masaya. “Lo infiltramos y posteriormente el 12 recién pasado fue capturado en coordinación con Migración y Extranjería”.

En prisión preventiva

Por la mañana, el juez Quinto de Distrito Penal de la capital, Julio César Arias, impuso prisión preventiva a Ríos Castaño, a quien la Fiscalía le imputa la presunta autoría de los delitos de espionaje y violación de secretos de Estado.

El Inspector de la Fiscalía, Armando Juárez, quien presentó la acusación contra el extranjero, dijo que Ríos tuvo acceso a información vinculada a la defensa y seguridad nacional de Nicaragua, misma que es restringida.

“El ciudadano colombiano realizaba en Nicaragua labores de espionaje a favor de las Fuerzas Armadas colombianas”, afirmó el inspector de la Fiscalía.

Juárez dijo que el Ministerio Público cuenta con abundantes pruebas para demostrar en juicio la culpabilidad del colombiano, quien permanece detenido en la Dirección de Auxilio Judicial, DAJ.

El juez Arias, además de imponer el arresto preventivo para el extranjero, programó audiencia inicial para el próximo 26 de junio a las nueve de la mañana.

La audiencia preliminar para el colombiano se realizó a puerta cerrada por razones de seguridad, y en la misma no estuvo asistido por un defensor. Eso, sin embargo, no anula la legitimidad de la misma, pues el Código Procesal Penal establece que la referida audiencia se puede realizar sin que el reo cuente con un abogado.