•  |
  •  |
  • END

La tormenta tropical Gustav se convirtió ayer viernes en huracán luego de atravesar la isla de Jamaica en su paso arrasador por el Caribe, que deja hasta ahora al menos 78 muertos y amenaza seriamente a Cuba, donde podría llegar hoy sábado.

Mientras, la tormenta tropical Hanna puede convertirse en huracán y amenaza seriamente a los países del Caribe y Estados Unidos.

La cifra de muertos de Gustav en el Caribe se agravó el viernes, cuando un nuevo reporte oficial en Haití extendió a 59 las víctimas fatales, que se sumaron a otras ocho personas muertas en República Dominicana.

El ciclón destruyó un número aún indeterminado de viviendas, puentes e infraestructura luego de causar grandes inundaciones en todo Haití, donde miles de personas se alojaron en refugios de emergencia a la espera de asistencia gubernamental y de organizaciones humanitarias.

Los muertos de Jamaica
En tanto, en Jamaica el gobierno indicó que podrían llegar a 11 los muertos por el paso de Gustav, que este viernes abandonaba esa isla.

Gustav llegó el martes como huracán a la Hispaniola --la isla compartida por Haití y República Dominicana--, y luego se degradó a tormenta tropical.

Sin embargo volvió a convertirse en huracán el viernes mientras avanzaba en dirección a las Islas Caimán y el oeste de Cuba, donde llegaría el sábado muy fortalecido, informó el Centro Nacional de Huracanes estadounidense (NHC).

“La información de un avión de reconocimiento de la fuerza aérea indica que Gustav se ha convertido otra vez en huracán con vientos máximos de 120 km/h”, indicó a 19H15 GMT un informe especial del NHC, con sede en Miami.

Poco antes, el organismo había indicado que el centro del ciclón se ubicaba 200 km al este-sudeste de la Isla Gran Caimán y a 685 km al este-sudeste de la punta oeste de Cuba, y que se desplazaba con una velocidad de 19 km/h.

Gustav podría arrojar hasta 300 mm de lluvias en algunas regiones de Jamaica, las islas Caimán y el oeste de Cuba, con un máximo de más de 600 mm en algunos puntos. “Los deslaves e inundaciones serán una amenaza para la vida humana”, alertó el NHC.

Podría subir de categoría
Podría alcanzar una potencia de huracán mayor antes de tocar el oeste de Cuba, agregó el organismo. Los huracanes mayores son aquellos de categoría 3 (con vientos superiores a los 178 km/h) o más, en la escala Saffir-Simpson con máximo en 5 (con vientos superiores a los 251 km/h).

A lo largo de las Islas Caimán, residentes y hoteles comenzaron a adoptar medidas de protección de las propiedades antes de la llegada del ciclón, y muchos turistas se apuraban por abandonar el lugar.

Las autoridades de La Habana ordenaron en tanto que la capital cubana se prepare para el posible impacto de Gustav, y se pidió ayuda ciudadana en la poda de árboles, limpieza de desagües y azoteas y labores de higienización.

Una alerta de huracán está vigente en la región oriental de Cuba para las provincias de Pinar del Río, La Habana, Ciudad de La Habana y el Municipio Especial de la Isla de la Juventud. Más de 60.000 personas ya fueron evacuadas de la zona, informaron autoridades.

Puede golpear Nueva Orleans
Los expertos advierten que tras pasar por el Caribe, Gustav podría impactar sobre la costa sudeste de Estados Unidos, posiblemente en cercanías de la ciudad de Nueva Orleans (Luisiana), que tres años atrás fue devastada por el huracán Katrina.

Las autoridades comenzaron el viernes a trasladar a residentes fuera de algunas áreas de Nueva Orleans, en principio voluntarias, aunque se están planeando evacuaciones forzosas a partir del sábado a mediodía, si Gustav mantiene el mismo recorrido.

Mississippi y Luisiana ya se declararon en emergencia en preparación a la llegada del ciclón, que se anuncia para las últimas horas del lunes. También el presidente George W. Bush declaró el estado de emergencia en Luisiana, lo que permite liberar ayuda de Washington.

El paso de Hanna
Asimismo, Hanna se desplazaba en la mañana de ayer viernes por el Atlántico al noroeste de la isla de Puerto Rico, en dirección oeste hacia el norte de las Bahamas, y podría ser huracán en los próximos días.

A las 15H00 GMT, Hanna avanzaba con vientos de 85 km/h, con una velocidad de 22 km/h y su centro se ubicaba a 345 km al norte de las islas de Sotavento Norte. “Podría convertirse en huracán en los próximos días”, informó el NHC en su último parte.

Hanna es la octava tormenta tropical que se formó en el Atlántico norte en la temporada ciclónica de 2008, que se extiende entre el 1 de junio y el 30 de noviembre.