•   Bogotá, Colombia  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El Gobierno colombiano aseguró hoy que solo conoce informes periodísticos sobre el nacional de este país andino detenido en Nicaragua por realizar tareas de espionaje.

"Yo no tengo más información que la que se conoce en los medios de comunicación hasta este momento", sostuvo el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, durante un encuentro con la prensa en Bogotá.

"No tengo otra información, por lo pronto", insistió Pinzón, quien fue interrogado de manera reiterada sobre el caso tras una ceremonia de ascenso de oficiales en una escuela de la Policía Nacional en el sur de la capital colombiana.

El titular de Defensa aludió a la situación de Luis Felipe Ríos Castaño, colombiano que el jueves fue acusado en Managua por incurrir en supuesto espionaje al Ejército del país centroamericano.

El destino de los informes eran las Fuerzas Armadas de Colombia, según las autoridades nicaragüenses, que precisaron que dos militares de su país, un teniente y un capitán, fueron destituidos por traición, como colaboradores del colombiano.

"Cuando tenga información clara y concreta saldré a darle la información que sea necesaria al país", prometió el ministro de Defensa, sin entrar en comentarios sobre los informes nicaragüenses.

En un comunicado difundido en Managua, el Ejército de Nicaragua informó de que Ríos Castaño supuestamente había ingresado en el país a finales de 2010 y que los servicios militares de inteligencia descubrieron en agosto pasado que se dedicaba a actividades de espionaje.

El colombiano aparecía como un corresponsal periodístico de nacionalidad española, según la misma fuente, que indicó que durante este tiempo "realizó un trabajo en contra de la seguridad" del país.

"La información que buscaba eran los planes de defensa nacional", aseguró el jueves a la prensa el jefe del Ejército nicaragüense, el general Julio César Avilés.

El oficial advirtió de que "hay que recordar que hay un juicio con Colombia, información de planes de desarrollo en el país y la trascendencia de la cooperación del Ejército con otras fuerzas armadas".

Los dos países esperan de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) una decisión sobre un contencioso de límites marítimos promovido por Managua, que reclama unos de 50.000 kilómetros cuadrados en el Caribe sobre los que Colombia ejerce soberanía.

El territorio es una posesión histórica colombiana confirmada mediante un tratado bilateral de 1928, que Nicaragua considera inválido, e incluye el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, que es uno de los 32 departamentos del país andino.