•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El ex presidente de Guatemala Álvaro Colom pidió hoy en Managua a los países productores y consumidores de droga ejecutar una "lucha frontal" contra el narcotráfico y el crimen organizado en Centroamérica.

"En este lado de la frontera del río Bravo ellos tienen que hacer una lucha frontal para reducir el consumo, controlar las armas y los químicos, que ahora las drogas químicas son más peligrosas", dijo a periodistas Colom, quien participa en su condición de diputado ante el Parlamento Centroamericano (Parlacen) en una reunión en Managua.

El ex mandatario guatemalteco (2008-2012) llegó este viernes a Nicaragua junto a otros diputados del Parlacen para promover en la región un carácter vinculante para ese foro político y que la Corte Centroamericana de Justicia cuente con una Sala Penal.

Según Colom, los países productores y consumidores de narcóticos ilícitos deben ser "corresponsables" con las muertes que el crimen organizado provoca en Centroamérica, donde se registran 44 homicidios por cada 100.000 habitantes, según la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

No más muertes
"No es justo que nuestra gente esté pagando con muerte el tráfico de drogas", remarcó.

Colom consideró importante que los países vinculados al narcotráfico controlen con mayor efectividad el lavado de dinero.

"Esos miles y miles de dólares tienen que parar en algún lado, ¿quién garantiza que no es el dinero que está especulando con el petróleo y los grandes mercados?, porque son cantidades que no regresan a nuestros países, se quedan por allá", apuntó.

También explicó que, a su criterio, los países de Centroamérica deben enfrentar el crimen organizado en tres etapas: a nivel individual, bilateral y regional.

Con 22 proyectos
A la fecha, sostuvo, Centroamérica tiene un acuerdo sobre 22 proyectos y 4 programas "para entrar de frente al crimen organizado, que se ha convertido en un factor estratégico de la región".

Centroamérica es utilizada como corredor para el tráfico de la droga producida en Suramérica hacia México y Estados Unidos, y en los últimos años su territorio también ha sido utilizado por los narcotraficantes como "almacén" de sustancias ilegales.

Según Estados Unidos, por Centroamérica transita hasta un 90 por ciento de las aproximadamente 700 toneladas de cocaína que ingresan en ese país procedentes de Colombia.