•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En una jornada odonto-pediátrica que inició el viernes 8 y finalizó este viernes 15 de junio, y que se llevó a cabo en la Unidad de la Asociación Pro-Niños Quemados de Nicaragua, Aproquen, fueron atendidos 37 pacientitos de entre 2 a 14 años, que presentaban problemas de caries rampante, de biberón, abscesos, maloclusiones (mordida desviada), con labio y paladar hendido, así como la ejecución de extracciones.

Mario Pérez, director de Aproquen, dijo que la jornada es parte de las visitas que hace el grupo de la Facultad de Odontología de la Universidad de Loma Linda, California, Estados Unidos, conformado por odonto-pediatras, anestesiólogos, odontólogos, además del personal auxiliar que lo componen tres enfermeras, de las cuales una de ellas se encarga de la recuperación de los pacientes.

Desde el 2008, cada año dicho grupo visita el país para ejecutar casos de rehabilitación oral dental total bajo anestesia, la que se aplica bajo ese perfil porque los pacientes son especiales, es decir, “que la atención no solo va dirigida a niños con quemaduras leves o agudas, sino a pacientes reclutados en todo lo largo del año, en distintos organismos e instituciones. Ellos tienen condiciones como síndrome de Down, malformaciones congénitas y no pueden ser tratados como se hace en una clínica odontológica general, en donde solo ‘duermen’ la parte a intervenir”, manifestó el galeno.

La jornada es patrocinada por Aproquen, Universidad de Loma Linda, California y Universidad Católica, Unica.

Por su parte la doctora Isabela Piedra, directora del equipo estadounidense, manifestó que tienen, desde hace muchos años, buenas relaciones con Aproquen, y esta misión es para ellos y los pacientitos, muy importante.

Piedra comentó que el problema más pronunciado que encontró en la mayoría de los pequeños, fue de caries, y recomendó que la mejor manera de combatirla es la prevención, “entonces los padres deben inculcar en sus hijos el cepillado, uso del hilo dental y, sobre todo, que desde que el bebé tenga sus primeros dientes, asearlos con pasta”, explicó.