•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La organización de mujeres Aguas Bravas, que atiende a sobrevivientes de la violencia sexual, fue la merecedora del premio franco-alemán de los Derechos Humanos de Nicaragua. El reconocimiento fue entregado por el embajador de Francia en Nicaragua, Antoine Joly, y la señora Bettina Kern en representación de la Embajada de Alemania en Nicaragua, después de una selección entre una docena de organizaciones candidatas, entre estas el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, la Comisión Permanente de Derechos Humanos, Dos Generaciones, el Movimiento Autónomo de Mujeres y la Red de Mujeres contra la Violencia, entre otros.

Los diplomáticos destacaron que con este premio se reconoce, a nivel nacional, actividades así como proyectos con enfoque sobre la divulgación, promoción, defensa y protección efectivas de los derechos humanos, en el espíritu de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948.

Por la organización Aguas Bravas recibieron el premio sus representantes Zoraida Soza, Noraligia Rugama González y Bridget Hauschild.

Rugama comentó que el reconocimiento otorgado significa que los organizadores entienden que el abuso sexual infantil y sus secuelas son un obstáculo gravísimo para el desarrollo y para la democracia.

“Tenemos la esperanza de que con este premio que hoy nos otorgan Alemania y Francia, las organizaciones de la sociedad civil nicaragüense y las instituciones del Estado mejoren su comprensión de esta epidemia. Porque hay que decirlo con firmeza: el abuso sexual en la infancia es una epidemia en nuestro país”, dijo Rugama. El premio consta de un viaje a París, Francia, y luego a Berlín, Alemania, a un intercambio de experiencias y ver otras realidades en derechos humanos.