•   Condega, Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Las fuertes lluvias caídas al norte del territorio nacional durante el fin de semana dejaron nuevamente aislados a los habitantes de unas 35 comarcas de Condega y de San Sebastián de Yalí, que apenas disfrutaron por dos semanas las recientes reparaciones ejecutadas en el sector conocido como Paso Real, averiado por las corrientes de los ríos Estelí y Pire.

Al iniciar la temporada lluviosa, ese mismo viaducto situado a dos kilómetros del casco urbano de Condega, resultó dañado parcialmente por las corrientes, dejando incomunicados durante 22 días a los pobladores de 15 comarcas ubicadas en la jurisdicción de Condega, así como a 20 comunidades de San Sebastián de Yalí (Jinotega).

Un puente alto que existía en el sector desapareció durante las brutales inundaciones dejadas por el huracán Mitch, en octubre de 1998. Las últimas afectaciones causadas en ese lugar fueron reparadas de forma conjunta por el Ministerio de Transporte e Infraestructura, MTI; por la alcaldía de Condega, el Ejército de Nicaragua y los bomberos voluntarios. Pero bastó un fin de semana de intensas lluvias para echar todo al traste.

Gregorio Olivas y Mario García, ambos pobladores de la zona, dijeron estar cansados de esta situación, y demandaron al MTI la gestión de recursos, con el fin de construir un puente alto para evitar la zozobra en cada temporada de lluvias.

Inundaciones en Estelí

Mientras en la ciudad de Estelí, algunas casas ubicadas en zonas bajas y próximas a cauces sufrieron anegaciones sin mayor trascendencia, ayer, unos 60 operarios municipales, acompañados por el alcalde de la ciudad, Francisco Valenzuela, trabajaron en la limpieza de una alcantarilla, en el barrio “Boanerges López” (zona sureste de la ciudad), que provocaba afectaciones en las casas vecinas.

Siete viviendas de este barrio resultaron anegadas, luego de una lluvia de más de dos horas, debido a que la alcantarilla estaba atascada con basura y lodo, lo que provocó que el agua se estancara y entrara en las casas.

A las labores municipales que iniciaron desde la misma noche del sábado y culminaron ayer, se sumaron miembros de organizaciones ciudadanas, que requirieron de maquinaria pesada, palas y camiones, para limpiar la alcantarilla, y así evitar que otra lluvia vuelva a inundar las viviendas del sector.

Por su parte, el teniente coronel Álvaro Rivas, jefe de la Defensa Civil en Estelí, destacó que las lluvias de las últimas horas no dejaron pérdidas humanas, y aseguró que las labores de limpieza y el dragado implementados por la municipalidad del “Diamante de Las Segovias”, en el río Estelí y en el zanjón de Los Cedros, por lo visto han dado resultados positivos.