•  |
  •  |
  • END

LEÓN
Un total de 22 familias del reparto Concepción de María, en el sector sureste del municipio de León, denunciaron ante la delegación Departamental de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos, el supuesto traspaso de sus propiedades y el desalojo arbitrario realizado por efectivos policiales.

Hace dos años y medio, el Instituto de la Vivienda Urbana y Rural, Invur, aprobó el subsidio del proyecto de construcción de 22 viviendas de interés social a través de Cáritas-Nicaragua.

Las familias beneficiadas anteriormente habían adquirido el lote de terreno a un precio accesible con el apoyo de la zona franca Arnecom-Nicaragua. En una de las cláusulas de la escritura de la propiedad, los beneficiarios se comprometían con el Invur y la entidad auxiliar Cáritas-Nicaragua a no vender, ceder o traspasar las propiedades, sin embargo, al incumplir ese requisito, once de las 22 familias fueron desalojadas y además perdieron el dominio de sus propiedades.

El señor Ramiro José Hernández, una de las personas perjudicadas en el reparto Concepción de María y en representación de sus 22 compañeros, manifestó ante la PDDH que los responsables del despojo de sus propiedades son el padre Rudi Montealegre y Cristiana Cárcamo, director y asesora legal de Cáritas-Nicaragua, respectivamente.

“Se han detectado algunas anomalías en el procedimiento de reasignación de las viviendas, esto se demuestra con el hecho de que la resolución a través de la cual el Invur aprobaba la reasignación de las 22 viviendas le fue notificada a Cáritas-Nicaragua hasta el 21 de mayo, y sin embargo ellos, (Cáritas-Nicaragua), ya habían hecho escrituras de rescisión para asignar las viviendas en los tres primeros meses del presente año a otras personas”, aseguró Álvaro Osorio, delegado departamental de la PDDH.


Critican actuar
de Policía
Señaló Osorio que no se explican con qué autorización Cáritas-Nicaragua estaba realizando ese procedimiento de reasignación, si no conocía formalmente de la resolución que había emitido el Invur. También criticó el actuar de la Policía, ya que participó en el desalojo y reasignación de las viviendas, y lamentó que la jefatura departamental y el jefe de la Policía en León, Douglas Zeledón Largaespada, haya evadido dos requerimientos de investigación.

“La Policía no ha querido responder a nuestras inquietudes y requerimientos de investigación, el último recurso que tenemos es pedir un despacho con el comisionado Douglas Zeledón, jefe de la institución. La Policía está incumpliendo la ley porque está obligada a responder en 72 horas los requerimientos enviados por la Procuraduría”, dijo Osorio.

En las oficinas de Cáritas-Nicaragua, ubicadas en el costado este del parque Guadalupe, la secretaria aseguró que la única persona autorizada para brindar declaraciones es el padre Montealegre, pero solamente atiende los martes.

A través de un comunicado, la Policía aclaró que en relación con el hecho ocurrido en julio del año en curso en el reparto Concepción de María, en donde se realizó un desalojo, los oficiales que se encontraban en el lugar andaban ejerciendo sus labores de vigilancia y patrullaje, y en ningún momento han desalojado a ninguna persona de sus viviendas. No obstante, la Policía desconoce si existe orden judicial al respecto, ya que nadie ha presentado ningún tipo de oficio judicial solicitando ese tipo de auxilio.