•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Lucía Flores vigilaba que todas sus cosas fueran bajadas de los camiones de Defensa Civil, ahora vive en Villa 31 Aniversario, su casa es esquinera, ahí se interceptan dos calles, en una de ellas han colocado sacos con arena, porque la corriente ha ido socavando. A pesar de eso, ella dice estar más segura que en su antigua vivienda, ubicada al borde de un abismo en el barrio “Daniel Enrique Chavarría”, del Distrito II.

Flores forma parte de las 22 familias que fueron trasladadas del sector de “El Hoyo” del barrio “Daniel Enrique Chavarría”, punto que era considerado categoría A (crítico) por las autoridades municipales.

Fueron 11 camiones y 110 efectivos de la Unidad Humanitaria y de Rescate, UHR, del Ejército de Nicaragua, los que participaron en el traslado. El teniente coronel Porfirio Castrillo indicó que en los próximos días seguirán en las labores de reubicación de familias que vivan en puntos críticos.

Una mina a cielo abierto

Al igual que Flores, el resto de familias tenían de tres a cinco años de haberse ubicado al borde del hueco que se volvió más profundo a raíz de la extracción de material selecto.

Según los pobladores de barrios vecinos, en el sitio donde se ubicaron las familias hace casi una década había un cerro, pero mucho tiempo después la municipalidad descubrió una mina de material selecto de donde comenzó a extraer materia prima para las obras que ejecutan.

En 2003, gran parte de las familias en riesgo enviaron cartas al alcalde Herty Lewites (q.e.p.d.). La respuesta fue que detendrían la extracción del material, acción que se ejecutó mucho tiempo después.

Convertido en basurero

El año pasado la comuna autorizó que el hueco se rellenara con los desechos de materiales de construcción utilizados para las obras, sin embargo, ahora hasta basura se está arrojando en la zona.

El secretario de la comuna, Fidel Moreno, ha señalado que estos lugares serán arborizados, y que se resguardarán para que ninguna otra familia se ubique en ellos.

Con las primeras lluvias de la temporada, el barrio “Daniel Enrique Chavarría” había ascendido de categoría, pasando de B a A por el nivel de riesgo que representaba.

En su comparecencia diaria, la primera dama Rosario Murillo indicó que continuarán con los traslados en el barrio “Carlos Núñez”, considerado de riesgo por las inundaciones. Entre ambos puntos aseguró que son 40 familias las que serán reubicadas.

Hasta el momento se ha trasladado a familias de los puntos críticos: Loma de Chico Pelón, Las Torres, “Benedicto Valverde” y Laureles Norte.