Luis Alemán
  •  |
  •  |
  • END

Los camiones sobrecargados están destruyendo las carreteras del país, y los chatarreros se están robando las defensas metálicas colocadas en los puntos peligrosos de las vías para venderlas como hierro viejo, denunció el ingeniero Pablo Fernando Martínez, ministro de Transporte e Infraestructura.

El último robo de defensas metálicas fue descubierto en Santo Tomás, Chontales, donde gracias a la denuncia inmediata de la población, la municipalidad y la Policía lograron ubicar un camión cuyos ocupantes habían desmantelado el metal para venderlo en las chatarreras.

Pero lo que más preocupa a Transporte e Infraestructura es el daño que los camiones sobrecargados están provocando en la capa de asfalto de las carreteras que hay en el país.

Según el ministro, los transportistas están sobrecargando los camiones que circulan en la red vial con pesos y dimensiones mayores a los autorizados. “Están dañando las carreteras y los organismos financieros no nos dan para el mantenimiento”, señaló.

“Un camión sobrecargado hace más daño que mil vehículos en un solo día”, aseguró Martínez, quien anunció drásticas medidas, no sólo contra los transportistas sino contra los operadores de básculas que controlan el peso de la carga.

El titular del MTI aseguró que estos funcionarios están recibiendo coimas de parte de los transportistas para que los dejen pasar, a pesar de la sobrecarga que transportan; es más, el ministro señaló que personalmente ha podido confirmar la corrupción de los basculeros. “Reciben hasta 500 córdobas por cada camión sobrecargado”, aseguró.

Privatizarán las básculas
Martínez anunció la adquisición de 12 básculas móviles y estacionarias, pero como una medida para controlar los actos de corrupción que cometen los basculeros, serán licitadas para que empresas privadas sean las que las operen.

“Que las manejen las empresas y se controlen unas a otras, vamos a pedir una garantía y cuando no cumplan, lo que haremos es ejecutar esa garantía”, explico Martínez, quien aseguró que no permitirá que en las básculas se siga fomentando actos de corrupción y dañando la infraestructura vial.

La Ley General de Transporte Terrestre establece fuertes sanciones contra los transportistas de carga pesada que violenten las normas de pesas y dimensiones. La ley establece hasta 20 dólares por tonelada kilómetro corrido, pero además, será el transportista quien costeará bajar la carga en exceso.

Los alcaldes de Somotillo y Cinco Pinos mostraron su preocupación por los daños en las carreteras provocados por el sobrepeso de los camiones de transporte de carga, y pidieron al MTI la administración de las básculas como una alternativa para aplicar con firmeza las normas de pesos y dimensiones.