•   Niquinohomo, Masaya  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La armonía en el municipio de Niquinohomo ha sufrido una ruptura. Un grupo de feligreses se quejó ayer ante la jerarquía Católica de las actitudes del sacerdote Allan Delgado, párroco de la Iglesia Santa Ana, quien supuestamente los ha ofendido con palabras vulgares y ha perjudicado el templo, mientras el vocero de la Curia Arzobispal, monseñor Carlos Avilés, salió en defensa del religioso.

Ayer, los feligreses tenían programado realizar una marcha hasta las instalaciones de la Curia Arzobispal, en Managua, para quejarse de las acciones del sacerdote, pero la misma fue suspendida gracias a la intervención del Obispo Auxiliar de Managua, monseñor Silvio Báez, quien se comprometió a revisar el caso y dar una respuesta, aseguró Karla Centeno, feligrés de Niquinohomo.

Centeno asegura que durante tres años se han ido a quejar a la Curia Arzobispal, pero no han obtenido una respuesta, ya que quieren que manden a otro sacerdote. “Es de años que en la misa de los domingos él (Delgado) ofende a las mujeres, a la misa del Santísimo de la semana pasada solo llegaron tres viejitas, y él dijo: “¿Cómo es que quieren al Santísimo si solo hay tres momias aquí?”. Hace dos domingos le dijo a la profesora Gregoria Sotelo que era mala, a lo que ella le respondió que no, y terminaron en un ‘dime-que-te-diré’”, aseveró la denunciante.

¿Falsos feligreses?

Según Centeno, el año pasado llamó “putas” a las estudiantes de la Academia de Monjas Santa María de Niquinohomo. Además, los quejosos aseguran que el religioso ha prohibido la entrada a la iglesia que dirige a algunos feligreses, como Olesia Muñoz, quien era parte del coro, y a Carlos Norori, solo porque estos han cuestionado su gestión como sacerdote.

El Nuevo Diario llamó al celular del obispo Báez para conocer su versión de la denuncia, pero no contestó a las llamadas, también se buscó y llamó al padre Delgado, pero no se logró contactarlo, no obstante, monseñor Avilés dijo que la jerarquía católica conoce la denuncia, pero manifestó dudas de que los quejosos sean fieles católicos.

“El párroco está allá en Niquinohomo, no tiene ningún problema, él sigue adelante… él que es católico no estila ese tipo de protestas (plantón frente a la Curia), buscan cómo hablar con el Obispo, pero no van a querer pegarle a un sacerdote, ni van a andar haciéndole escándalos.

"Yo pondría mucho en duda si son católicos esos, tal vez tengan otra intención… tal vez el padre no tiene maneras (de tratar a las personas), pero que yo sepa no ha hecho ninguna mala acción… el domingo pasado dicen que una gente muy alterada quiso golpear al padre, pero otro grupo de feligreses lo protegió”, cuestionó Avilés.

Gloria Esperanza Norori, feligresa del lugar, es una católica que apoya al sacerdote, ya que considera que “es mejor que el padre no se vaya, porque esa gente (que lo denuncia) es vaga, y no lo quieren porque no aguantan las críticas del padre, y no les gusta que les llamen la atención”.

Otras quejas

El grupo de feligreses inconformes cuestionan que el sacerdote no rinde cuentas de los ingresos percibidos en la iglesia cuando se realizan actividades. Critican que el religioso permitió que se grabara el nombre del alcalde anterior del municipio, Bosco Gaitán, en la campana del templo que tiene 300 años de existencia.

Además, señalaron que hace dos meses, lejos de restaurar la histórica puerta de madera de la iglesia, la transformó al mezclarla con hierro, y que lo mismo hizo con las bancas del templo, donde ahora los feligreses están más incómodos y ensucian sus prendas de vestir con sarro. Ahora los denunciantes están a la espera de una respuesta de la Jerarquía Católica.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus