•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Representantes del Poder Judicial, del Ministerio Público y de la Policía Nacional, señalaron que el reconocimiento del Departamento de Estado de Estados Unidos, de ubicar a Nicaragua entre los países que cumplen sus obligaciones en la lucha contra la trata de personas, es un incentivo para continuar generando acciones que detengan la esclavitud laboral y sexual en la región.

Datos de la Policía Nacional señalan que en 2011 se logró rescatar a 178 víctimas, en edades de entre seis y 44 años.

En lo que va del año, 33 personas --entre jóvenes, niñas y niños-- también fueron liberados de las manos de los tratantes.

El fiscal Javier Morazán, jefe de la Unidad contra el Crimen Organizado y Trata de Personas, del Ministerio Público, comentó que las víctimas de los tratantes son especiales: niños, niñas y adolescentes, que son captados, reclutados y explotados sexual o laboralmente, aprovechándose de sus condiciones de vulnerabilidad, por lo cual el gobierno ha puesto énfasis en el combate de este flagelo que afecta a Nicaragua y al resto de la región.

“Este es un reconocimiento justo al trabajo arduo que ha venido realizando en todo el sistema de justicia de Nicaragua, como parte de las políticas gubernamentales, en conjunto con la sociedad civil, los ONG, y el apoyo de las agencias internacionales en materia de lucha, persecución y sanción contra el delito de trata de personas”, dijo Morazán.

Esto lo comentó durante la inauguración del taller impulsado por la Conferencia de Ministros de Justicia de Iberoamérica, como parte de los avances en el proyecto de armonización de la legislación penal centroamericana en la lucha contra la delincuencia organizada, en la cual se debaten los modelos regionales de los diez tipos sustantivos tipificados como delitos de crimen organizado, entre estos, la trata de personas.

“Dentro de los nueve tipos penales que se pretende armonizar con este proyecto está la trata de personas. Así se mejorará la lucha, ya que todos los países tendrán tipificados los delitos bajo similares condiciones. Eso hará que no haya refugio en ninguno de nuestros países para los tratantes”, detalló el fiscal especial.

De alta prioridad

La comisionada general Glenda Zavala, jefa de Auxilio Judicial, indicó que el combate contra este delito es una línea priorizada por la Policía Nacional.

“Desde 2009, a través de una disposición de la jefatura de la institución, se dispuso cómo se debía trabajar en la investigación de la trata de personas. En este caso trabajamos como sistema con la especialidad de Inteligencia Nacional, Auxilio Judicial y la Comisaría de la Mujer”, sostuvo Zavala.

Destacó que han venido detectando actividades de este tipo, y trabajan con el sistema de justicia para que se ejerza la acción penal. Consideró que en 2011 el trabajo fue satisfactorio, pues se judicializaron 26 casos, y la mayoría de los capturados fueron condenados, en comparación con 2010, cuando solo se logró en 12 casos.

En 2012 ya hay 10 casos judicializados. En uno de ellos ya se obtuvo condena de 25 años de prisión.

La comisionada general Zavala señaló que uno de los problemas en esta lucha es la falta de denuncia de las víctimas, pues no comprenden que son objeto de un delito, sin embargo, la denuncia también la puede hacer cualquier persona que sospeche de este tipo de actividad delictiva. A lo interno de la institución, dijo que aún necesitan mejorar más en la especialización de la investigación, pues estos casos son muy delicados.

Según la magistrada Alba Luz Ramos, Presidenta de la Corte Suprema de Justicia, Nicaragua ha trabajado el tema a través del Sistema de Integración Centroamericana, con el Ministerio de Relaciones Exteriores, Migración y el Ministerio de Gobernación, entre otras instancias estatales, además, estaba la creación de un convenio regional.

“Es una preocupación muy grande, y Nicaragua no se ha quedado atrás. Incluso, aquí existe una comisión especial para abordar el tema. El crimen organizado está vinculado con la trata de personas”, expresó la magistrada Ramos.

Con gran desempeño

Según el informe sobre tráfico de personas 2012, en el capítulo de Nicaragua, “el gobierno nicaragüense ha cumplido totalmente con los estándares mínimos para la eliminación de la trata de personas.

El gobierno, significativamente, durante el período reportado, se esforzó por la aprobación de leyes contra el tráfico forzado de personas, además, específicamente se incrementó el número de investigaciones, las persecuciones y las condenas de traficantes”.

Destaca que mujeres, niñas y adolescentes son los principales blancos para la trata con fines sexuales, los cuales son reclutados en áreas rurales, ofreciéndoles trabajo en centros urbanos, particularmente en Managua, Granada y San Juan del Sur, pero subsecuentemente son prostituidas. Adultos y niños también son sujetos a servidumbre, enviándolos a países como Costa Rica y Panamá, entre otros, como Guatemala y México, donde incluso son entrenados en actividades delictivas del crimen organizado.

Además, destaca que Managua, Granada, Estelí y San Juan del Sur son el destino de extranjeros provenientes de Estados Unidos, Canadá y el oeste de Europa, para actividades de turismo sexual infantil.