•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El vocero de la Curia Arzobispal de Managua, monseñor Carlos Avilés, afirmó que la Iglesia católica no está investigando al párroco suspendido de la iglesia Sagrado Corazón de Jesús, Heriberto Palacios, del municipio de Ticuantepe, pero expresó que espera que el cura diga la verdad y tome una decisión sobre el camino que va a seguir.

El sacerdote de la iglesia de Ticuantepe fue denunciado por la abogada Julissa Bonilla Martínez, quien asegura haber procreado un hijo con él hace 12 años, luego de haber sostenido una relación amorosa durante 16 años, lo que implica que el religioso habría faltado al celibato. Ahora ella le está exigiendo el pago de una pensión alimenticia.

“Nosotros no lo hemos comprobado (si convivió 16 años con una mujer y tiene un hijo de 12 años) porque no somos investigadores. No tengo manera de comprobarlo, eso es algo que tienen que dilucidarlo él y la señora que lo está demandando… la única investigación es hablar con el padre y pedirle que diga la verdad. Eso lo tiene que hablar el Obispo con él. Está en manos del sacerdote, si él dice que ‘estoy en un proceso de volver al estado laical’, es cosa de él, pero nosotros no estamos investigando”, aseveró monseñor Avilés.

Sacerdote no quiere hablar

Desde la semana pasada, Palacios se comprometió a dar una entrevista a El Nuevo Diario para contar su versión completa de la historia, pero a pesar de que se le ha llamado a su oficina y a su teléfono celular, no ha contestado.

La jerarquía católica ha optado por separarlo de forma momentánea de la parroquia, mientras enfrenta la denuncia.

Feligresía no está sorprendida

Regina Selva, feligresa católica de Ticuantepe, dijo que no le extraña saber que el padre tenía una relación amorosa con una mujer, pero que es peor saber que algunos sacerdotes violan niños.

“Yo veo normal eso; es cierto que en la Iglesia está el celibato, pero la carne es débil”, opinó Selva.

Diana María Castro, también feligresa del lugar, afirmó que el caso del sacerdote es algo mal hecho, porque esas son cosas que no se deben hacer, porque faltan al celibato.

“Pero uno ante los ojos de Dios no está exento de que lo señalen. La Iglesia católica es la que va a decidir si lo van a sacar o no, pero sería mejor que les permitieran casarse, porque todos tenemos derecho a hacer una vida”, señaló Castro.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus