•  |
  •  |
  • END

Con un discurso emotivo en el cual resaltó los avances en cuanto a integración centroamericana y confirmando el apoyo de la Unión Europea a Nicaragua, la señora Francesa Mosca, Embajadora de la Delegación de la Comisión Europea, agradeció la Orden “José de Marcoleta” en el Grado de Gran Cruz --otorgada por el Estado-- y se despidió de Nicaragua.

“A mí alguien me dijo que Nicaragua es un país del que siempre te vas llorando, y es cierto, siento tristeza, yo vine llena de entusiasmo por mi trabajo, y en estos tres años de gestión guardo como tesoro recuerdos que dan testimonio del calor de la gente y su cultura, como el Festival Internacional de Poesía y de El Guegüence, que está lleno de múltiples y ricas enseñanzas sobre qué decir, cuándo y dónde decir; uno como diplomático debe siempre preguntarse si habrá meditado lo suficiente”, dijo en su discurso la señora Mosca.

“Entre más amargos, mejores”

También en su discurso la embajadora Mosca parafraseó a Tagore al decir “que los consejos son como los remedios, los más amargos son los mejores”, en referencia a las opiniones vertidas respecto al rumbo del país durante su estancia en él.

“La cooperación nos permitió tener objetivos comunes, desarrollar procesos, y hablar sobre asuntos delicados fue fundamental, y si tal vez mis palabras fueron un poquito directas, fue por el interés de nuestras relaciones”, señaló la embajadora Mosca.

Coronel Kautz: “Los recibimos con cariño”

El vicecanciller Manuel Coronel Kautz, respecto a las declaraciones de la embajadora Mosca, señaló que los consejos brindados por la embajadora de la Comisión Europea “fueron recibidos con cariño”, pese a la famosa alusión escatológica de Ortega contra la embajadora.

“No importa que sean amargos, los recibimos con cariño, los remedios amargos curan”, dijo el Vicecanciller, quien al consultarle por qué no se dio el mismo trato a la embajadora Zetterberg, dijo que “hay momentos en que los embajadores deben ser cuidadosos sobre asuntos internos, y cuando no lo hacen estamos en el derecho de llamarles la atención”.

Cuando se le consultó si no era discordante que por un lado el presidente Ortega calificara a los cooperantes como “la mosca que se para en la inmundicia” y por otro les entregue condecoraciones a través de acuerdos, el vicecanciller manifestó que “éstas sólo son expresiones que nacen de nuestro espíritu”.

No olvidare a Nicaragua
Aún no ha sido nombrado el sucesor o sucesora de Mosca en Nicaragua, pero ella ya tiene asignado su cargo como responsable mundial de cooperación en la Comisión Europea, desde donde se encargará de dar apoyo a programas de lucha contra la pobreza, infraestructura entre otros.

“No me olvidaré de Nicaragua, ni a la región centroamericana, sobre todo en el proceso de integración que consideramos por experiencia propia como una herramienta importante para el desarrollo. Ha habido avances en el Acuerdo de Asociación, en el cual ambas regiones nos sentimos satisfechas, estoy convencida de que las relaciones binacionales aumentarán”, señaló Mosca.

Elecciones
Para concluir, la embajadora Mosca declaró, al ser requerida respecto a las elecciones municipales, que esperaba que como todas las elecciones, éstas sean transparentes y el pueblo exprese sus deseos, y para los electos la transparencia es lo más importante.


Francesca Mosca llegó a Nicaragua en el mes de noviembre del año 2005; durante su gestión presidio la Comisión de Organismos Donantes que apoyan el Presupuesto General de la República.

La Comisión Europea es el primer donante con cooperación no reembolsable para Nicaragua. Del desembolso de más de 800 millones de euros que hará esta comunidad del año 2007 al 2013, doscientos catorce (214) millones de euros han sido destinados a Nicaragua.

Los temas prioritarios que se mantendrán por parte de la Comisión Europea serán: apoyo a la educación, un programa vinculado al apoyo del Acuerdo de Asociación dirigido a la micro, mediana y pequeña empresa para hacerlas más competitivas, y un tercer tema en el área de gobernabilidad, referido específicamente a la modernización del Registro Civil de las Personas.

Se espera que en este tercer trimestre del año el Estado nicaragüense envíe una carta a la Comisión Europea para propiciar el desembolso del apoyo presupuestario que este año será de 24.7 millones de euros.