•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El ahora otrora empresario de espectáculos Henry Fariñas Fonseca y sus principales colaboradores: Guillermo Blandón Cerda y Hugo Jaén Figueroa, acusados de transporte internacional de estupefacientes, lavado de dinero y crimen organizado, desde los años 90, tiene antecedentes en la Agencia Antidroga de los Estados Unidos, conocida como DEA, por sus siglas en inglés.

En igual situación está el estadounidense Gerald James Shakelford Vaugh, quien es buscado por la justicia nicaragüenses por los mismos delitos que les son imputados a Fariñas, Blandón y Figueroa.

De acuerdo con un informe de la DEA remitido a la Policía nicaragüense, y que está mencionado en el expediente judicial, Henry Fariñas fue deportado de Estados Unidos el 6 de febrero de 1990, y en 1993 fue señalado dos veces de estar vinculado en actividades de contrabando de drogas.

La Agencia Antidrogas de los Estados Unidos señala que Henry Fariñas, para 1999, transportó droga desde Honduras hasta Estados Unidos, pasando por Guatemala, dice el expediente judicial.

A partir de 2002 hasta 2006, la DEA tuvo a Henry Fariñas bajo sospecha de lavar dinero para una célula de narcos colombianos mediante la instalación de un negocio en Nicaragua llamado “Variedades Ivette”.

Según la DEA, entre 2005 y 2006, Fariñas se dedicó a vender en el mercado negro de Guatemala o intercambiaba vehículos que fueron robados en Nicaragua.

Vigilaban ingresos del elite

Del informe de la DEA, que forma parte del expediente de 333 folios, se desprende que la Agencia Antidrogas de los Estados Unidos mantuvo vigilado a Fariñas entre 2011 y 2012, pues aparecen registrados ingresos de este al Night Club Elite, junto con el empresario Guillermo Terán, quien también está preso, acusado de los mismos delitos.

La DEA también informó a las autoridades nicaragüenses que Guillermo Blandón, uno de los colaboradores de Fariñas en Nicaragua, estuvo bajo vigilancia en Hialeah, Florida, en octubre de 2004.

El otro vinculado en el caso Fariñas y fichado por la DEA, es Hugo Jaén Figueroa, pues según los registros de esa agencia antidrogas, este último fue responsable de la distribución de cocaína y de heroína del sur de Nueva Jersey y de Philadephia, hecho que ocurrió el 18 de abril de 2001.

En octubre del 2004, Jaén compró 32 kilogramos de cocaína a Pablo Arias Jiménez, hecho por el cual fue condenado a siete años de prisión, refiere el amplio informe de la DEA.

Finalmente, la DEA informó que Gerald James Shakelford Vaugh, quien anda huyendo de la justicia nicaragüense, fue arrestado en 1981 en Carolina por contrabando de cocaína y sentenciado a siete años de prisión.