•  |
  •  |
  • END

MATAGALPA
El narcotráfico podría abrir una nueva ruta para trasladar la cocaína por el territorio nacional desde La Cruz de Río Grande, Región Autónoma Atlántico Sur, hasta la frontera con Honduras, pasando por varios municipios de Matagalpa y Jinotega, con la finalidad de evadir a las fuerzas de la Policía y del Ejército, que han realizado grandes quiebres en los últimos meses.

Así lo dio a conocer el coronel Ricardo Sánchez, jefe del Sexto Comando Militar del Ejército de Nicaragua, quien en el marco de las celebraciones del 29 aniversario de la fundación de las Fuerzas Armadas, señaló que han descubierto intentos de esta nueva ruta del narcotráfico, por lo que están dirigiendo todos los esfuerzos para frenar cualquier prueba que hagan los traficantes.

A través de La Cruz de Río Grande
Sánchez, quien también dio a conocer los resultados del plan permanente de seguridad en el campo de abril a agosto 2008, señaló que al abrir esta nueva ruta para el traslado de la droga, los traficantes realizarían el desembarco, vía acuática, en La Cruz de Río Grande, luego harían la travesía a caballo pasando por los municipios de Paiwas, Río Blanco, Rancho Grande o Waslala, hasta llegar a Ayapal y San Andrés de Bocay, para luego cruzar la frontera con Honduras.

Descubren pistas
El jefe militar aseguró que en Matagalpa y Jinotega se movilizan cinco grupos delincuenciales, de los cuales uno de ellos ha sido golpeado fuertemente (Los Huracanes); señaló, además, que se han descubierto dos pistas ubicadas en San Andrés de Bocay y en Ayapal, las que fueron utilizadas en la guerra de los 80.

“Estas pistas podrían ser el objetivo de los narcotraficantes, quienes después de trasladar la droga a caballo desde La Cruz de Río Grande, podrían cargarla en avionetas y desde allí trasladarla a los destinos finales para su distribución y consumo, por lo que las tropas ya están realizando patrullaje tanto aéreo como terrestre, para neutralizar el objetivo que se puedan haber planteado los traficantes de cocaína”, aseguró.

El coronel Sánchez, quien dijo que en lo que va del año se han dado 95 acciones delincuenciales, entre los que están 13 asesinatos, 11 asaltos, 17 intercepciones a vehículos, seis robos, un plagio y 47 abigeatos, agregó que en saludo al 29 aniversario de la fundación del Ejército de Nicaragua, las tropas e inteligencia del Sexto Comando Militar no permitirán que esta parte montañosa del país sea una nueva ruta del narcotráfico.

Restos de avionetas
Con los descubrimientos de los restos de dos avionetas en el municipio de La Trinidad, departamento de Estelí, que fueron quemadas por los narcotraficantes, fuentes bien informadas aseguraron a EL NUEVO DIARIO la existencia de pistas clandestinas en Jinotega que bien podrían ser utilizadas por el narcotráfico, pero en esa ocasión se negó la existencia de las mismas por parte de las autoridades militares y policiales, pero ahora esos rumores se han convertido en realidad con las informaciones del jefe del Sexto Comando Militar.

Como resultado del plan permanente de seguridad en el campo, las tropas del Sexto Comando Militar han logrado realizar 770 traslado de valores, lo que significa que 95 millones 956 mil 185 córdobas llegaron a sus destino, pero además realizaron 35 operativos conjuntos con la Policía Nacional de ambos departamentos, incautaron 14 armas de fuego, entre ellas siete fusiles AK, y 785 municiones; estos operativos también permitieron la captura de 17 delincuentes y el aniquilamiento de seis de ellos, entre otras actividades desarrolladas por las tropas.

Es con esa finalidad, de seguir garantizando la seguridad en el campo y golpeando al narcotráfico, que se han reactivado cuatro nuevos puestos militares, entre los que están el de Wamblán, Ayapal, la Estrella y San Pedro del Norte, lo que permitirá un mejor control de la zona y poder garantizar con más rapidez la seguridad a los productores que están siendo golpeados por los grupos de cuatreros que operan en la zona, finalizó el coronel Ricardo Sánchez.