•  |
  •  |
  • END

Corresponsal Costa Rica
El juicio por la muerte del nicaragüense Natividad Canda Mairena entró en su recta final, luego que los jueces de la causa aceptaran y escucharan el testimonio de Regino Canda, hermano del fallecido.

Con dicha declaración el camino para entrar a las conclusiones quedó listo, y sólo se espera que mañana lunes un médico especialista en traumas sicológicos indique si la mamá de Canda, Juana Francisca Mairena, tiene capacidad para continuar con su testimonio.

“Si el médico dice que no puede declarar, entonces de inmediato se pasaría a las conclusiones este lunes (mañana). De todos modos las conclusiones deben iniciarse en la próxima semana, porque sólo falta que concluya el testimonio de doña Juana”, explicó el abogado de la familia Canda, Luis Guillermo Sáenz. Hay que recordar que el juicio inició el pasado 14 de julio, día en que la madre de Canda inició su testimonio, el cual se suspendió porque entró en crisis y fue remitida a valoración sicológica.

En una segunda ocasión se intentó retomar su declaración, pero igual, estaba muy afectada.

Aunque no había certeza de que el jurado aceptara el testimonio de Regino, porque la defensa de los imputados no lo consideraba a bien, al final fue traído desde Nicaragua, dejando constancia de la relación marital que sostenía con una hija del guarda que cuidaba el taller donde Canda fue atacado por dos perros rottweiler, el diez de noviembre de 2005.

Regino reiteró que incluso la hija del guarda le tiene una hija, y que su hermano fallecido era muy conocido por esa familia, ya que estuvo de novio de la otra hija del guarda.

Sentencia muy próxima
El abogado Sáenz supone que el debate de las conclusiones puede durar unos dos días, y que si no existen muchos aspectos que debe revisar el jurado, en esa misma semana (próxima) se puede estar conociendo la sentencia.

“Lo importante es que se ha logrado demostrar que se presentó un hecho grave, altamente prohibido, y que no fue atendido como se debía. Que hubo una participación negativa de las personas encargadas de salvaguardar la vida humana”, expuso el abogado.

Agregó que se evidenció que los involucrados sobrepusieron el bien material sobre el precepto constitucional de que la vida humana priva sobre cualquier bien material, y que tuvo que ser un indigente el que rescatara el cuerpo mutilado de Canda.

Agentes no cumplieron con su deber
Para Sáenz, exista o no sentencia condenatoria, lo positivo es que se demuestra ante la sociedad que “los agentes no cumplieron con su deber y el Estado tiene responsabilidad, porque incluso no hubo nunca coordinación ni comunicación entre los bomberos, la Cruz Roja y los agentes policiales”.

Respecto a la demanda civil, valoró que va por buen camino, porque de igual forma ha quedado constancia de que los efectivos no estaban preparados para esta situación, lo que implica responsabilidad de su patrón, que es el Estado.

“Esto sentará un precedente, porque ahora el Estado estará obligado a preparar mejor a sus oficiales. Estamos muy confiado de que la demanda civil (resarcitoria) resulte favorable, porque la negligencia de los policías y los daños causados a la madre de Canda son más que evidente”, adujo Sáenz.

De no darse una resolución de sentencia en la próxima semana, el jurado, compuesto por tres mujeres, podría tomar un máximo de diez días para emitirla, sin embargo, Sáenz confía en que será en menor tiempo.

lmendoza@elnuevodiario.com.ni