•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los 200 metros del muelle del Puerto “Salvador Allende” que quedaron bajo el agua desde 2010, por el aumento en los niveles del lago Xolotlán, empiezan a verse de nuevo.

Las maquinarias de la Empresa Portuaria Nacional trabajan incansablemente, mientras tanto, en declaraciones a medios oficialistas, la administradora del sitio, Adriana Dinarte, dijo que también la segunda parte de la obra avanza rápidamente.

El 26 de junio de 2008 se inauguró el puerto, por lo que las autoridades aprovecharon el domingo para celebrar la fecha.

Dinarte aseguró que hay grandes esfuerzos para crear la terminal sobre el lago, y que se está trabajando para que pronto esté listo el espigón de rocas, y así pueda atracar el barco “La novia del Xolotlán”, que navega en ese cuerpo de agua.

En un futuro, según detalló la administradora, se prevé que el espigón se convierta en una verdadera terminal lacustre que se proyecte en la capital.

Graves daños

Desde su construcción, el muelle del Puerto “Salvador Allende” ha sufrido graves daños, ya que los US$2,000,000 que se invirtieron inicialmente quedaron bajo el agua, tras las lluvias de 2010, que hicieron que el nivel del Xolotlán aumentara a más de 42 metros sobre el nivel del mar (msnm), y cubriera la construcción.

La obra, desde un inicio, se planificó para un nivel de apenas 38.70 msnm y el cuerpo de agua llegó

a 42.76 msnm.

A pesar de que las lluvias de este invierno no han sido sostenidas, el lago permanece entre 40.9 y 41 msnm, y para el relleno del muelle se tomará como alto máximo del cuerpo de agua 43.80 msnm.

Los trabajos de ornato y de construcción de otros seis kioscos son los más avanzados según detalló Dinarte. La segunda fase se inició oficialmente en febrero de este año, y además de la construcción circular de los kioscos, se pretende ampliar las calles y

el parqueo.

A finales de 2010 se empezó la ampliación del anfiteatro que se extenderá hacia la parte este del sitio, y donde se podrán realizar distintos eventos culturales y recreativos, sobre todo para el disfrute familiar.

Todavía falta por evaluar cómo quedó el Puerto “Carlos Fonseca”, construido en San Francisco Libre, el cual también quedó sepultado por las aguas del Xolotlán.