•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La retención de US$3,000,000 en ayuda bilateral, por parte de Estados Unidos a Nicaragua, ha preocupado a representantes de organizaciones que brindan asistencia técnica al sector productivo, porque serán afectados algunos programas de capacitación, y, en consecuencia, bajarán los niveles de competitividad de los pequeños empresarios.

Ser competitivo significa prepararse para enfrentar los retos de los mercados internacionales, dijo el gerente general del Centro de Exportaciones e Inversiones, CEI, Roberto Brenes.

Estados Unidos notificó el jueves pasado a Nicaragua la suspensión del “waiver” (dispensa) de transparencia fiscal, por lo que no le otorgará US$3,000,000 para las áreas militar, lucha antidrogas, salud y medio ambiente, según informes oficiales.

Luego, el presidente Daniel Ortega anunció en un discurso que tras la suspensión del “waiver” de transparencia, serán cerrados todos los programas que en Nicaragua reciben fondos de la agencia estadounidense para el desarrollo, AID, aparte de lo que recibía el gobierno.

Brenes opinó que Nicaragua no debe darse el lujo de perder toda la ayuda de AID, porque la necesita para continuar brindando “capacitación y acompañamiento a los productores y exportadores nicaragüenses”.

“Cualquier monto, por insignificante que sea, contribuye siempre a un mejoramiento en la competitividad y en las capacidades de los productores. Por lo tanto, yo lamentaría que el retiro se hiciese realidad, porque no quisiera ver afectados a los productores y al mercado nicaragüense”, enfatizó el gerente general del CEI.

La gerente general de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua, APEN, Azucena Castillo, manifestó que Estados Unidos es uno de los principales mercados de los productores nicaragüenses, y es necesario reflexionar sobre temas de cooperación y el rol que juega cualquier ayuda económica para el país.

“AID ha sido importante para que cientos de pymes aprovechen el Cafta (tratado de libre comercio), que anteriormente no lo hacían. La cooperación tiene un sentido para la democratización de las oportunidades del comercio, donde solo los grandes exportan, y ese es el tipo de cooperación que necesitamos”, afirmó Castillo.

Para el presidente del Consejo Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa, Conimipyme, Gilberto Alcócer, el anuncio del gobierno de Estados Unidos de suspender el “waiver”, no tiene gran impacto, porque estos pequeños empresarios se han auxiliado de recursos propios y no tienen “mucha dependencia” de esa ayuda.

Reconoció, sin embargo, que unos 60 empresarios del sector cuero y calzado, artesanía y productores de vegetales, han recibido apoyo del programa Empresas y Empleos, que ejecuta Carana Corporation con fondos de AID.

“Las relaciones con nuestros compradores se han dado sin ningún problema, los temas políticos son muy separados de los temas económicos”, manifestó Alcócer.

El director de Empresas y Empleos, Danilo Cruz De Paula, cuyo programa es financiado con fondos de AID, se excusó de hablar del tema, indicando que no tiene autorización para emitir comentarios.