• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

El café que cultivó Rodrigo Peralta Paguaga en las tierras altas y generalmente húmedas de Nueva Segovia, fue premiado ayer en una subasta electrónica mundial, en la que colocó 23 sacos de café, por los que obtuvo un precio de US$22.40 por libra, es decir US$2,240 por quintal.

El ganador del primer lugar en la XI Edición de la Taza de la Excelencia superó al ganador del año pasado, Napoleón Tercero Gómez, del municipio de Dipilto, jurisdicción de Nueva Segovia, quien recibió un precio de US$1,830 por quintal en la subasta anterior.

Compradores de Estados Unidos, Europa y Asia participaron en esta puja electrónica que inició a las 7:00 am de ayer, y concluyó antes del mediodía.

Infografía Los diez mejores precios

En esta última etapa del certamen Taza de la Excelencia, el segundo lugar correspondió a un café procesado en la misma zona de Nicaragua, en la finca La Divina Providencia, propiedad de Misael Sauceda, y obtuvo un precio de US$15 por libra, es decir US$1,500 por quintal.

Todos ganaron

Los hermanos Rómulo y Teódulo Paulo Paguaga Lanzas, de la finca El Farallón, vendieron su café en US$1,000 por quintal. El precio más bajo en la subasta de ayer fue de US$491 por quintal, y fue procesado por Ageth Enrique Chavarría, de la finca El Socorro.

En este momento, el quintal de café se cotiza en los mercados internacionales a US$165, por lo que los cafés nicaragüenses de excelencia obtuvieron ayer “buenos resultados” en la subasta, destacó el presidente de la Asociación de Cafés Especiales de Nicaragua, Acen, Juan Carlos Munguía.

“Fueron buenos resultados. En general, el precio promedio por libra del año pasado versus este año aumentó casi un 40%. Eso es bastante. En primer lugar, el incremento fue del 22%; creo que es una gran ganancia para todos los productores”, señaló Munguía.

La calidad del café nica “va mejorando”, según el resultado de este certamen, comentó el presidente de Acen. La meta para el año venidero es obtener una mayor cantidad de muestras participantes, porque este año sometieron a pruebas de calidad a 444.

Inversión en fincas

Fue un viaje de cuatro horas. Los participantes que estuvieron presentes en la subasta llegaron con su familia a Managua, y antes de medio día celebraron los logros obtenidos en la competencia, indicando que las ganancias las invertirán en las fincas.

Por la venta total del lote, Peralta obtuvo US$51,852, por lo que se mostró satisfecho. En la subasta electrónica participaron 25 caficultores, que antes compitieron en la Taza de la Excelencia, y pusieron a la venta lotes de hasta 40 quintales de café.

“Yo calculaba que iban a pagar unos US$1,800 (por quintal), pero nos pagaron US$2,240, y voy a invertir en la finca para mejorar la calidad del café, haciendo buenas prácticas agrícolas, manejo en el corte y en el beneficiado húmedo, posteriormente en el beneficiado seco”, declaró Peralta.

Mucho cuerpo, aromas florales y sabor a cítricos son los principales atributos del café que cultiva Peralta Paguaga en la finca Las Golondrinas, ubicada en Mozonte, jurisdicción de Nueva Segovia. En 2007 colocó en esta misma subasta un lote de 22 quintales de café especial a un precio de US$4,706 cada uno.

El ganador del segundo lugar dio gracias a Dios por haber vendido en US$1,500 cada quintal, pues pensó que pagarían menos. “Voy a invertir en el mejoramiento de la finca, mejor cuido para los trabajadores, los empleados y la familia, he tenido la oportunidad de participar en siete ocasiones”, manifestó Sauceda, quien considera que la cordillera Dipilto-Jalapa es idónea para este cultivo.

Con apenas seis manzanas, el productor Rómulo Paguaga confesó que esta es la primera ocasión en que llega a la ronda final. El año pasado, aunque participó en las primeras etapas del certamen, no logró clasificar y quedar entre los 25 primeros lugares.

“El precio nos favorece, y es como que estemos vendiendo dos cosechas al precio que está ahorita, la calidad está en el cuido de la planta, el punto del corte, el lavado y el oreado del café porque pasamos por un beneficio húmedo y luego al beneficio seco”, indicó Paguaga, quien espera volver a triunfar el año próximo tras ampliar su parcela con la compra de tierra.

La gerente general de la Fundación para el Desarrollo Tecnológico, Agropecuario y Forestal de Nicaragua, María Auxiliadora Briones, recordó que los precios obtenidos ayer confirman la buena calidad de los cafés especiales de este país.

“No nos podemos conformar con haber alcanzado estos precios, tenemos una caficultura muy obsoleta, con rendimientos de 10 quintales por manzana como promedio, cuando en otros países hay rendimientos de hasta 20 quintales. El reto es mejorar tecnológicamente y aprovechar esta oportunidad”, dijo Briones.