•   Siuna, RAAN, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Bosawás recuperará parte del verdor que ha perdido por culpa del avance de la frontera agrícola. Un proyecto de reforestación impulsado por la compañía minera Hemco promete plantar 500 mil arbolitos en al menos 600 manzanas durante este año.

Los trabajos de creación de viveros y siembra de arbolitos ya se están desarrollando en las comarcas de Mutiwas y Waspado del municipio de Siuna, Región Autónoma del Atlántico Norte, RAAN, y esperan extenderse hasta las primeras semanas de julio aprovechando el primer ciclo del periodo lluvioso.

El proyecto forestal denominado ‘Javier Chamorro Mora’ está orientado a establecer 10 mil manzanas de bosque en 20 años, con una inversión anual de 2.7 millones de dólares. Hasta la fecha, Hemco cuenta con 2 mil 800 manzanas plantadas.

La producción se basa en varias especies de alto valor forestal y de conservación entre nativas y exóticas como teca, caoba y otras especies autóctonas.

[Te puede interesar: Galería de fotos: Reforestación Bosawas]

“El proyecto forestal es una alternativa socialmente responsable y ambientalmente sostenible, que contribuye a la protección de los recursos naturales y al desarrollo económico y humano de la Costa Caribe; además, contribuye a frenar el impacto ambiental y el cambio climático al ofrecer una alternativa al avance de la frontera agrícola”, comentó Sergio Ríos, Presidente de Hemco.

Mientras tanto, Róger Román, Gerente del Proyecto Forestal expuso la importancia que brinda el proyecto al proteger los remanentes de bosque natural y “convertir áreas de pastizales de baja productividad con una ganadería extensiva a plantaciones forestales que sí le incorporan más valor”.

Trabajo de hormiga

La Reserva de Biosfera Bosawás comprende una zona mayor a los 8 mil kilómetros cuadrados, y su zona de amortiguamiento unos 11 mil kilómetros cuadrados. Esta última es un área destinada para el desarrollo de la población mediante la utilización de las tierras para producción; sin embargo, la actividad ganadera y agrícola ha devastado grandes extensiones de bosques.

Rosalía Gutiérrez delegada regional del Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales, Marena, manifiesta que detener el avance de la frontera agrícola en las comunidades cercanas a la Reserva de Biosfera es un “trabajo de hormiga”.

“No vamos a decir que hemos logrado parar todo este problema. El trabajo de las instituciones es de hormiga. Por ejemplo, estamos capacitando y reuniéndonos con la gente. No es una problema de la gente nativa, prácticamente se trata de compañeros que vienen de otros departamentos a expandir la ganadería”, dijo.

Sin embargo, analizó la importancia de reforestar para contrarrestar esas áreas que han sido empotreradas. “Es un proyecto beneficioso por que forma parte de un corredor bilógico, contribuye a la protección de cuenca y la producción de oxígeno”, destacó.

Beneficio social

Representantes de Hemco y autoridades locales hacen énfasis en el beneficio social que este proyecto de reforestación conlleva a los pobladores de Mutiwas y Waspado.

“Un impacto significativo es la generación de empleos en la zona, y el desarrollo de procesos de capacitación al personal que se está calificando en utilización de técnicas avanzadas propias del sector forestal”, manifestó Román.

En Siuna, Hemco ha creado 414 empleos para habitantes de la localidad, y calculan sumando a los obreros de Bonanza, unos 500 trabajadores dedicados a la operación forestal, desde la creación de viveros hasta la plantación y labores relacionadas.

Por su parte, la delegada del Marena también coincidió en el beneficio social del proyecto por “llevar a la población el conocimiento con la aplicación de nuevas tecnologías y, sobre todo, que hay trabajo para la gente”.