•   Managua y Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Las falsificaciones de sentencias judiciales para cambiar la identidad de las personas es orquestada por sujetos que operan a nivel nacional y que están muy familiarizados con el trabajo judicial, afirmó el juez de Distrito Civil de Rivas, Henry Sacasa Grijalva.

Por su parte, el Ministerio Público aseguró que no han recibido el expediente de este caso, y hasta ayer, la Policía Nacional no ofreció información al respecto.

“Además, disponen de imitaciones de sellos de varios juzgados del país, y dar con el paradero de estas imitaciones es urgente para esclarecer el origen de las falsas sentencias, que a mi criterio, no las quieren para hacer buenas cosas, porque si alguien quiere rectificar su partida de nacimiento, lo puede hacer sin ningún problema en los juzgados correspondientes, y no recurrir a estas artimañas”, señaló el judicial.

El Nuevo Diario solicitó ampliación de la información a Relaciones Públicas de la Policía Nacional, pero no obtuvo respuesta, mientras la comisionada general Glenda Zavala, jefa de la Dirección de Auxilio Judicial Nacional, se excusó de responder, diciendo que estaba en una reunión.  

Documentos peligrosos

El juez Sacasa no descartó que estos métodos estén siendo utilizados para el delito de trata de  personas, o bien para reclamar herencias.

La falsas certificaciones eran para hacer efectivas rectificaciones de partidas de nacimiento, y el ilícito fue  descubierto por la titular del Juzgado Décimo Segundo de Distrito Civil de Managua, Jenny Chávez, cuando a su despacho llegó un “gestor”, en busca del cúmplase de una sentencia que aducía había sido emitida en el Juzgado de Distrito Civil de Rivas.

Sin embargo, el supuesto gestor no se percató de que la judicial había estado a cargo del Juzgado de Rivas hasta abril de 2011, por lo que de inmediato reconoció que el sello no era el original, al igual que la firma del juez, y esto desató una investigación que dejó como resultado la captura de Jonathan González y el hallazgo de ocho certificaciones falsas.

En estas se detalla que  las demandas de rectificación de partidas de nacimiento, las  vienen haciendo desde 2011, y  el caso más reciente es el de una ciudadana identificada como María Cristina Juárez Lara, quien con fecha de 20 de marzo de 2012, demanda en el Juzgado Distrito Civil de Rivas, la rectificación de la partida de nacimiento de su hija, Aracelis del Socorro Juárez Tercero.

El argumento de la rectificación de la demandante es que en la partida de nacimiento de su hija, ella aparece como Cristina Juárez y no como María Cristina Juárez Lara, como realmente dice llamarse, y en el falso documento hacen creer que el 13 de este mes, el juez Sacasa dio lugar a la demanda y ordena que rectifiquen la partida de nacimiento en el Registro del Estado Civil de la Personas del municipio de Jalapa, departamento de Nueva Segovia.

Sin embargo, esta es una de las certificaciones que no logró hacerse efectiva, ya que la Policía Nacional se la encontró a la única persona que, hasta la tarde de ayer, estaba detenida por este caso.

De las ocho certificaciones falsas, las cinco que tienen como lugar de origen el Juzgado de Distrito Civil de Chontales, recibieron el cúmplase en el Juzgado de Rivas, donde el personal de este despacho judicial creyó que el documento era real, al igual que sucedió con otro emitido en el Juzgado Local de Ciudad Sandino.

Como muestra de que este ilícito no es algo nuevo, dos de las cinco certificaciones chontaleñas tienen el cúmplase de la juez Jenny Chávez, cuando esta aún dirigía el Juzgado de Rivas.

Para evitar que continúen emitiéndose falsas certificaciones, el juez Sacasa aseguró que comenzarán a consultar a los jueces de los juzgados donde supuestamente se emiten estos documentos.

Fiscalía sin expediente

La fiscal departamental de Managua, Blanca Salgado, afirmó que esta institución hasta ayer no había recibido el expediente de este caso por parte de la Policía Nacional.

La fiscal departamental de Rivas, Isolda Ibarra,  explicó que este descubrimiento  ha generado una investigación amplia  para tratar de identificar a los autores de la falsificación de estos documentos, y los mecanismos que utilizaban, y según sus palabras, el interés por hacer las rectificaciones de partidas de nacimiento puede ser para cometer acciones graves.