•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Una ola de inconformidades giran en torno a un contrato de concesión de arrendamiento de la terminal del Mercado de Mayoreo, que supuestamente de manera “amañada” fue firmado entre Iván Avilés Rayo, exdirector de la Corporación Municipal de Mercados de Managua, Commema, y Luis Jiménez Roa, Presidente de la cooperativa de Transporte del Atlántico, Cotlántico, por el cual ahora son afectados usuarios y hasta transportistas de otras cooperativas.

El 13 de agosto de 1999, representantes de dos cooperativas de transporte interurbano celebraron la firma de un contrato de concesión de arrendamiento que les permitía administrar en conjunto la terminal de buses “Rigoberto Cabezas”.

El contrato fue firmado luego de intensas protestas que paralizaron el transporte interurbano a nivel nacional, ya que los agremiados pedían “el no pago” por el uso de las terminales pertenecientes a las municipalidades, por lo cual lograron “torcer el brazo” a la gerencia de Commema y obtuvieron la concesión de arriendo.

Las cooperativas firmantes a las que Commema cedió el local eran las del Norte y del Atlántico (Cotrán y Cotlántico), las cuales se comprometieron a darle buen uso, mantenimiento y vigilancia.

El giro

Sin embargo, tres años después y sin la participación de las cooperativas, el contrato de concesión fue renovado a nombre de Luis Jiménez Roa, presidente de Cotlántico, quien según la escritura pública número 31 --autorizada por la notario Carmen Irene Zúñiga Traña--, firmó en nombre propio agenciándose para sí el arrendamiento.

El cuestionado contrato que desde entonces ha sido renovado cada año por Jiménez, ha desatado inconformidades en dos de las cuatro cooperativas que funcionan en la terminal donde las instalaciones son cada vez más deplorables.

Dirigentes de las cooperativas Cotrán y Cotracenic denunciaron recientemente ante el Concejo de Managua, que Jiménez realiza cobros alterados por el uso de la terminal, así como recaudaciones ilegales en concepto de subarriendo, lo cual se prohíbe en el contrato.

La carta firmada por Francisco Moreno y Pilar Ríos, presidentes de Cotrán y Cotracenic, respectivamente, que fue dirigida a los concejales y que está en poder de El Nuevo Diario, refiere que los cobros por el uso de la terminal a cada unidad de transporte que sale, oscila entre C$40 y C$100, a diferencia de las terminales de los mercados “Roberto Huembes” e “Israel Lewites”, donde la tarifa de Commema es de C$10.

“El señor Luis Jiménez, amañadamente, logró firmar el contrato de la terminal a título personal, y es a partir de entonces cuando de manera arbitraria puso las cuentas bancarias a su nombre, y disolvió de hecho el Consejo de Administración, negándose al mismo tiempo a repartir los excedentes generados, y haciendo uso de un bien municipal para beneficio personal en perjuicio de nosotros los transportistas”, manifiesta el documento.

Cobros recaen en usuarios

Francisco Moreno, Presidente de la Cooperativa Transporte del Norte, Cotrán, la cual cuenta con una flota de 60 buses que a diario trasladan a unas 3,000 personas, dijo a El Nuevo Diario que los cobros que ha impuesto Jiménez Roa han elevado los costos de operación de las unidades, lo cual se transfiere a la tarifa de los pasajeros.

“Ellos están cobrando el 85% del valor de un pasaje por cada unidad, y hay pasajes que son caros. Por ejemplo, el de El Rama vale más de C$100, y cada unidad paga más de C$100 diarios, lo cual es una barbaridad. Hablamos de que este gobierno protege al pobre, pero aquí no se protege. Más bien eso se le traslada al usuario, quien es el que al final paga eso”, dijo el transportista.

En términos similares se refirió Pilar Ríos, Presidente de Cotracenic, la cual cuenta con 22 unidades de transporte interurbano.

“El canon de salida es caro, y nosotros lo hemos venido asumiendo porque pensábamos que teníamos una utilidad a fin de año, pero es mentira. Se nos ha venido negando. El señor (Jiménez) lo tiene a título personal. Hay varias formas de solucionar. Si la alcaldía o Commema nos llama a reunión, nosotros pedimos que la administre Commema y que nos cobren lo justo”, indicó Ríos.

“Rescindir” contrato

El concejal conservador Luciano García dijo que ante las denuncias de los transportistas, Commema debería rescindir el contrato de concesión a Jiménez, ya que es “insólito” que la terminal --la cual constituye un bien municipal-- sea administrada únicamente por el señalado.

“Mientras en las otras terminales cobran 10 pesos aquí cobran 100. Le cobran 80 veces más el valor. Esto es grave por dos razones: la primera es que se puede malinterpretar de que tenga beneficios una cooperativa por encima de otras. Eso es gravísimo. No es correcto que uno de los cuatro tenga el mando y esté por encima del resto”, dijo García.

Reynaldo Manzanares, actual gerente de Commema del Mayoreo, evitó referirse al tema al ser consultado por este diario, y evadió brindar una entrevista a este medio en torno a este conflicto.

“El señor Jiménez es un arrendatario de Commema más nada. Los problemas internos de cooperativas no tienen nada que ver con nosotros. No tenemos conocimiento de nada”, dijo antes de cortar abruptamente nuestra llamada telefónica.

El Nuevo Diario buscó la versión de Jiménez en reiteradas ocasiones, pero este no atendió a nuestra solicitud. El miércoles por la tarde dijo vía telefónica que nos daría una entrevista en su oficina, pero lo buscamos y no se encontraba. Después de ese día no volvió a contestar su celular.