•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Al menos 52 días más deberán esperar en prisión los 22 acusados de ser parte de una célula de presuntos narcotraficantes jefeada por el costarricense Alejandro Jiménez, alias “El Palidejo”.

Esto, porque la jueza Segundo Distrito Penal de Juicio de la capital, Adela Cardoza Bravo, programó este viernes el juicio oral y público para el próximo 22 de agosto.

En el expediente donde ahora se acumulan tres causas, la Fiscalía y la Procuraduría acusan por transporte internacional de estupefacientes, lavado de dinero y crimen organizado a la mayoría de los imputados, y en el caso del exmagistrado del Consejo Supremo Electoral, CSE, Julio Osuna Ruiz, le acusan de falsedad ideológica y crimen organizado.

La judicial también acumuló en una sola causa la acusación que la Fiscalía presentó en 2011 contra Isladier Reyes González y otras cinco personas, capturadas en septiembre de ese año con 68 tacos de cocaína, con la formulada contra Henry Fariñas y otros seis procesados.

Igualmente, la titular del Juzgado Segundo Distrito Penal de Juicio, dio lugar a la acusación presentada por la Procuraduría General de la República, en calidad de acusador particular adherido.

A pesar del reclamo de los abogados defensores, la jueza Cardoza se negó a anular la acumulación de la causa de Praderas del Doral con el expediente donde se instruye el juicio contra el exmagistrado electoral, Julio Osuna Ruiz, y otros nueve procesados.

Los abogados, en el caso de Praderas del Doral, se opusieron a la acumulación de causas, alegando que sus representados no tienen nada que ver con los hechos por los cuales son enjuiciados el grupo de Fariñas y el del exmagistrado Osuna.

Los defensores también se quejaron de haber sido notificados de manera extemporánea. Por ejemplo, el abogado Róger Ramírez Tórrez señaló que él fue notificado hasta ayer para la audiencia de acumulación de causas, a las 12:48 minutos del mediodía, es decir, 12 minutos antes de la hora en que estaba prevista iniciar.

Ante el reclamo de los abogados defensores por la acumulación en el mismo expediente (Praderas del Doral con el caso Osuna) hecho por el juez Quinto Distrito Penal de Audiencia de Managua, Julio César Arias, Cardoza se excusó diciendo que por ser ella una judicial de igual jerarquía que Arias, y por razones “éticas”, no puede anular lo actuado por su colega.

El abogado Harold Contreras, defensor de Isladier Reyes González, supuesto cabecilla del grupo capturado en Praderas del Doral, se quejó porque tampoco recibió en tiempo y forma la documentación para defenderse de las pretensiones de la Fiscalía y de la Procuraduría, de acumular en una sola causa la acusación de su cliente con la de Henry Fariñas.

Callan a Fariñas

El reo Henry Fariñas trató de hacer uso de su derecho a hablar ante la judicial en la audiencia, pero la jueza Cardoza se lo impidió, señalándole que solo lo podría hacer en el juicio.

Al terminar la audiencia, Fariñas solo logró decir a los periodistas que él no conoce a los acusados en el caso de Praderas del Doral, porque fue hasta ayer que los vio por primera vez en su vida.

Sin embargo, la judicial interrumpió el diálogo de Fariñas con los periodistas, ordenando que fuera sacado de la sala de audiencia, lo que fue cumplido por los oficiales del Sistema Penitenciario Nacional, SPN, quienes se lo llevaron de manera apresurada, al igual que a los otros reos.

La audiencia se realizó bajo estrictas medidas de seguridad, lo que dificultó el trabajo de los periodistas, quienes tuvieron que hacer sus grabaciones a través de un parlante con audio deficiente, mientras los reporteros gráficos tenían que ingeniárselas para hacer sus gráficas o imágenes de vídeo.

En determinado momento, los camarógrafos de televisión se vieron obligados a decirle a la judicial que no podían realizar su trabajo porque los oficiales del SPN les estaban obstaculizando la visibilidad, pero la jueza Cardoza justificó esto diciendo que los uniformados estaban cumpliendo con su trabajo, obviando que los reporteros gráficos también cumplían con el suyo.