Melvin Martínez
  •  |
  •  |
  • END

¿Qué parámetros tomó el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, para cerrar algunas Empresas Médicas Previsionales y otras no? ¿Qué van a hacer los asegurados de las 10 EMP, cuyos contratos fueron suspendidos?
Un experto en Seguridad Social que habló bajo la condición del anonimato con EL NUEVO DIARIO, pues se mantiene trabajando en el campo de la seguridad social, dijo ayer que “se desconoce cuáles fueron los parámetros para cerrar unas y dejar otras, hay que ver si hay alguna discrecionalidad, porque hay empresas cerradas que son mejores que otras a las que les mantuvieron el contrato, y han cerrado algunas que están haciendo las cosas bien y han mejorado”, explicó la fuente.

Unas que no tocaron
El experto, un ex funcionario del INSS durante los gobiernos anteriores, y despedido por las actuales autoridades de esa institución, expresó que la EMP de Bluefields “por mucho es la peor de todas, pero no la tocaron, es contradictorio”, agregó.

Dueños gobiernistas
“Hay otras en Managua que, igualmente, no ofrecen condiciones y continúan funcionando, el cierre en sí no es malo, sino los parámetros que se tomaron en cuenta. Hay muchas contradicciones y hay un evidente sesgo político. Hay muchos empresarios sandinistas que son dueños de EMP”. Expresó que existe mucha desinformación y falta de orientación a los asegurados, porque oficialmente no se les ha dado ninguna alternativa a más de 30 mil asegurados que “quedaron en el aire”. “Lo que preocupa es qué alternativas hay, dónde serán atendidos estos asegurados, si el remedio sale peor que la enfermedad”.

Las del Minsa son malas
Dijo que la decisión menos acertada es mandarlos al Ministerio de Salud.

“Ahí estarían dando un mal paso. Las previsionales del Minsa son ‘mala paga’, incluso hasta desde el punto de vista social, el programa de atención a los jubilados es modesto, y nunca una empresa del Minsa quiso hacerse cargo”.

Critican desinformación
Enrique Picado, directivo del Movimiento Comunal, criticó a las autoridades del INSS en cuanto a que hay mucha desinformación al momento de tomar decisiones importantes para los asegurados y jubilados. “El objetivo puede ser noble y correcto, porque se debe reconocer que hay problemas con las EMP, en cuanto a la calidad de la atención, pero la forma en que lo hacen no es la mejor: no hay comunicación, no te dicen que lo hacen con el objetivo de mejorar, hay asegurados que no saben hoy dónde pueden ir a atenderse”, señaló Picado
Negocios con necesidad social
El dirigente calificó de “crimen social” la forma en que las EMP tratan y atienden a los asegurados, y que éstas tienen 18 años “de hacer un negocio redondo con el dinero de los asegurados”.

Las previsionales son una expresión de la privatización de los servicios de salud a la población que se ha dado en los últimos 18 años. Nunca se debió haber privatizado el sistema de salud, las EMP son una expresión concreta de corrupción”, aseveró.

“Hay que dejar claro que hay previsionales que dejan mucho que desear en su calidad de atención, hay previsionales de ‘garaje’, uno como asegurado quiere que le atiendan con calidad y con todos los medicamentos, pero no se están dando”.