•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) presentó este lunes un recurso de Habeas Corpus a favor del sacerdote y poeta Ernesto Cardenal, para evitar que la justicia ponga en "peligro su libertad y seguridad personal".

"Venimos a interponer a favor del padre Ernesto Cardenal un recurso de exhibición personal por amenazas a la libertad individual, integridad, seguridad personal y derecho a la libertad de circulación", señala el recurso.

Cardenal fue condenado el 22 de agosto a pagar una multa de 1.025 dólares por el delito de injurias y calumnias en perjucio de un ciudadano alemán, "revocando la sentencia absolutoria que se había dictado años atrás" otro juez a favor del poeta, denunció el Cenidh.

El autor se niega a cancelar el dinero porque alega que la sentencia es una venganza por críticas que formuló al presidente Daniel Ortega en un reciente viaje a Paraguay.

En el escrito, al que tuvo acceso la AFP, el Cenidh pide a la "honorable Sala Penal (de Apelaciones de Managua) que tutele los derechos constitucionales y humanos del padre, escritor y poeta Ernesto Cardenal, de 83 años de edad", deteniendo cualquier acción que limite su libertad.

La acción fue dirigida contra el juez Primero de Penal de Managua que dictó la sentencia, David Rojas, "y contra cualquier otra autoridad judicial y administrativa que restrinja la libertad individual y la libre circulación del padre Cardenal".

Cardenal -considerado uno de los más grades exponentes de las letras latinoamericanas- pidió la protección del Cenidh, al que entregó copia del expediente del juicio para demostrar la actuacion supuestamente anómala del poder judicial.

Ante las críticas que generó la actuación judicial dentro y fuera de Nicaragua, el juez Rojas decidió este lunes separarse de la causa y delegar el caso a otro funcionario, para que decida en los próximos días las medidas que tomará contra el laureado poeta.

Cardenal, con obras traducidas a más de 20 idiomas, apoyó la revolución sandinista (1979-90) encabezada por Ortega, desempeñándose como ministro de Cultura hasta 1987, pero en 1994 abondonó el Frente Sandinista a causa de discrepancias con su líder.