•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Hasta mayo pasado, el precio internacional del café experimentó la más fuerte caída alcanzando un nivel de US$100 en Bolsa Mercantil de Nueva York, Nymex, lo que representa una baja del 46% desde mayo de 2011, dio a conocer en su informe mensual la Organización Internacional del Café, OIC.

Lo anterior, según expertos en el ramo del café de Nicaragua, coloca a los productores a niveles muy cerca de los costos de producción.

El informe mensual de la OIC, a mayo de 2012, señala que los precios del café Arábica descendieron en comparación con el mes de abril.

No obstante, señala el informe, los precios de la clase Robusta experimentaron un aumento importante. En consecuencia, el promedio mensual del precio indicativo compuesto de la OIC, descendió un 1.7% y pasó de 160.46 centavos de dólar por libra en abril, a 157.68 en mayo. Este es el nivel más bajo que se registra desde agosto de 2010.

“El problema es que estos precios andan muy cerca de los costos de producción, por el incremento que han sufrido los insumos, principalmente el combustible, los fertilizantes, pero, además, el alimento y la mano de obra”, señaló Julio Solórzano, representante del sector cafetalero en Matagalpa ante la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua, Upanic.

Sumado a lo anterior, según Solórzano, el arrastre de la deuda que adquirieron hace muchos años los productores del país, los pone a pique y en una “situación difícil” frente a la caída de los precios de este rubro a nivel internacional.

Afecta poder adquisitivo

La Fundación para el Desarrollo Tecnológico, Agropecuario y Forestal de Nicaragua, Funica, atiende el rubro café a nivel nacional. Su gerente general, María Auxiliadora Briones, señaló que los productores sentirán la caída a finales de este año. Actualmente la mayoría ya puso el grano a la venta.

“Por supuesto que va a tener un efecto, el 10% que sea ya es una reducción en los ingresos, que aunque no es total, es una merma de su poder adquisitivo con los ingresos que tuvieron todavía el año pasado”, dijo Briones.

La representante de Funica manifestó que muchos de los productores retuvieron su café a inicios de este año, con la esperanza de obtener mejores precios.

La actual situación, dijo, no significa que va a sacar del juego a los pequeños productores, porque ellos ya tienen sus propios “nichos de mercado” y han aprovechado esas oportunidades.

Por su parte, el Secretario Técnico del Centro Nacional  del Café, Conacafe, Luis Osorio, coincidió con Briones al señalar que a nivel nacional, la mayoría de los productores ya vendieron su café, por lo que las bajas en precios por quintal que iniciaron para contrato en marzo, no los afectó en gran medida, porque la cosecha ya estaba adjudicada.

Sin embargo, reconoce que esta situación los pone pendientes de los precios a futuro, como el del próximo mes de septiembre.

Osorio aclaró que en Nicaragua se cosecha mayoritariamente variedades del café como Caturra, Catuahí y Catimor.

En tanto, el productor de café José Bárcenas aseguró que las expectativas para la próxima cosecha son mantener la producción de este año, que se estima anduvo en 1.8 millones de quintales, registrando un alza del 18% en comparación con el año anterior.

En cuanto a los precios, el productor manifestó que el café nicaragüense se logró vender en promedios de US$220 y US$230 por quintal.

Gran peso en exportaciones

El café es el producto más importante en las exportaciones del país, y es un gran generador de empleo en el campo. En 2011, las ventas al exterior del grano generaron a Nicaragua US$426.4 millones, superando la cifra de 2010, que fue de US$342 millones, según las estadísticas del Centro de Trámite de las Exportaciones, Cetrex.

Por lo que respecta a los factores fundamentales del mercado, se calcula que la producción total de todos los países exportadores en el año de cosecha 2011-2012, fue de alrededor de 131.9 millones de sacos.

Mientras tanto, esa producción en el período 2010-2011 fue de 134.2 millones de sacos. La producción de Brasil podría estar incidiendo en que el precio del café pueda ir a la baja. Se prevé que para la cosecha 2012-13 haya una producción de 50.4 millones de sacos, lo que representaría un aumento del 16%, en comparación con el año de cosecha anterior.

En el contexto del mercado mundial, se esperan también aumentos de la producción en otros países exportadores, alentados por los precios del café en estos últimos años.

No obstante, la OIC enfatiza que se necesitan datos mucho más precisos para establecer cálculos iniciales de la producción total en el año de cosecha 2012-13. Pero partiendo del actual dinamismo del consumo mundial, debería hacer posible que se mantenga el equilibrio entre la oferta y la demanda, concluye el informe.