•   Trípoli, Libia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un funcionario de la Comisión Suprema Electoral murió ayer viernes por los disparos de unos desconocidos contra un helicóptero que transportaba urnas electorales a la ciudad de Bengasi, este de Libia, donde este sábado (hoy) se celebran los comicios al Consejo Nacional General, confirmó a Efe una fuente de seguridad.

Según la fuente, que dijo que se desconoce la identidad de los atacantes, el helicóptero se vio obligado a realizar un aterrizaje de emergencia.

Asimismo, un cohete y un proyectil de mortero han impactado en un hospital de Bengasi, la segunda ciudad del país, sin causar víctimas mortales.

La fuente agregó que los impactos tuvieron lugar cerca de la puerta principal. El jueves, otro grupo de desconocidos prendió fuego al almacén donde se encontraban las urnas para las elecciones.

En el incendio se quemaron todas las urnas, aunque fuentes oficiales indicaron que la Comisión Suprema Electoral está haciendo todo lo posible para evitar el retraso de la apertura de los colegios, prevista para las ocho de la mañana, hora local.

Asimismo, la noche del jueves un grupo de manifestantes forzó el cierre de dos puertos petroleros del este de Libia para exigir un “reparto más equitativo” de los 200 escaños de la CNG.

Malestar por distribución de escaños

De los 200 asientos, 100 están reservados para la región de la Tripolitana, 40 para el sur y 60 para la Cirenaica, en el este, y cuya capital es Bengasi, donde se han levantado numerosas voces exigiendo un estado federal.

Numerosas voces de la Cirenaica han denunciado una supuesta marginación por parte de las autoridades de Trípoli, y exigen una mayor atención, ya sea a través de un mejor reparto de los escaños, de convertir Bengasi en la capital comercial del país o de avanzar hacia un estado federal.

Alrededor de 2.8 millones de libios están convocados a las urnas para elegir a 120 legisladores independientes y a 80 de listas de partidos políticos.

El pasado martes, 2 de julio, el presidente de la Comisión Suprema Electoral, Nuri al Abar, anunció el fin de los preparativos de los comicios, que estaban previstos en un primer momento para el 19 de junio, pero que se pospusieron por “cuestiones técnicas”.

Ese mismo día, en Bengasi, capital rebelde durante el levantamiento popular que acabó con el régimen del coronel Muamar Al Kadhafi, se llevó a cabo una multitudinaria manifestación para apoyar el proceso electoral y condenar los ataques contra las sedes de la comisión electoral.

Estas son las primeras elecciones libres tras más de 40 años del régimen de Kadhafi.