•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, lidera hoy una caravana de 32 kilómetros, conmemorativa al 33 aniversario del repliegue táctico que los sandinistas realizaron como parte de la lucha para derrocar al gobierno de Anastasio Somoza, con el reto de ganar los comicios municipales de noviembre.

El mandatario inició el recorrido en la plaza del mercado Roberto Huembes, sureste de Managua, hacia Masaya (sureste), junto a su esposa, Rosario Murillo y la alcaldesa de la capital nicaragüense, Daysi Torres, proclamada candidata a la reelección por el gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

"Tenemos el reto de ganar las elecciones municipales en noviembre de este año (...) Alcanzar la gran victoria de Managua", dijo Ortega en el mitin, que comenzó con dos horas de retraso al parecer por la lluvia que cayó sobre la ciudad.

La Alcaldía de Managua, la principal plaza política de este país centroamericano después de la Presidencia, está controlada por los sandinistas desde los últimos tres períodos, hace once años y medio.

En las pasadas elecciones locales, celebradas en 2008, el oficialismo ganó en 109 de los 153 municipios, incluida Managua, pero la oposición denunció un fraude.

Unos 3,3 millones de nicaragüenses están habilitados para elegir el próximo 4 de noviembre a 153 alcaldes y vicealcaldes, así como a sus concejales.

Sanción a Ley del Gran Canal

Durante el acto, el mandatario también sancionó una ley que autoriza construir un canal interoceánico de gran calado entre el Caribe y el Pacífico, una obra que durará unos 10 años y costará 30,000 millones de dólares.

Ortega comenzó el peregrinaje a pie, que finalizará la próxima madrugada, acompañado de miles de seguidores suyos que asistieron al mitin y luego de un tramo por los barrios de Managua marchará en caravana hacia Masaya, sureste del país.

El repliegue táctico fue una maniobra militar realizada por los sandinistas el 24 de junio de 1979, que consistió en retirar a sus guerrilleros de Managua, que luchaban contra la dictadura de Somoza (1937-1979), y trasladarlos a Masaya, al simular que las fuerzas del FSLN estaban en malas condiciones.

Detalles de la maniobra militar

Los combatientes sandinistas, unas 5,000 personas, incluidos civiles, eludieron a fuerzas de infantería y aviación somocista en esa retirada de Managua a Masaya.

Los sandinistas de Managua se unieron así a los combatientes que se hallaban en Masaya, y después todos avanzaron hacia Managua hasta lograr el triunfo armado del 19 de julio de 1979 sobre la Guardia Nacional del presidente Anastasio Somoza Debayle.

Muchos dirigentes sandinistas protagonistas en aquel repliegue ya no participan en esa marcha, por ser críticos de la dirección actual del gobernante FSLN, entre ellos los excomandantes guerrilleros sandinistas Mónica Baltodano y Moisés Hassan.

La Policía Nacional desplegó a sus agentes para resguardar el orden y la seguridad en ese acto partidario y en la caravana de Managua a Masaya.