•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La caravana presidencial que encabezaba la caminata conmemorativa por los 33 años del Repliegue Táctico, arribaba al kilómetro 16 de la Carretera a Masaya, cuando el capitán Elías Talavera González, de 45 años, miembro de la seguridad personal del presidente Daniel Ortega, se quejó por un dolor agudo en el pecho.

Minutos después cayó al pavimento y luego falleció, cuando era trasladado en la ambulancia hacia el hospital.

Cuando cayó al piso, los policías que corrían a la par del vehículo del presidente Ortega, resguardándolo durante la marcha que empieza cada año en el Mercado “Roberto Huembes” y concluye en Masaya, pensaron que Talavera González se había tropezado. Sus colegas avanzaron creyendo que tras el tropiezo se levantaría, pero él no se levantó más. Posteriormente fue auxiliado por otros agentes que viajaban en una patrulla.

Cuentan sus compañeros, todos miembros de la División de Seguridad Personal de la Policía Nacional, a la que pertenecía desde hace 25 años, que al capitán Talavera González le gustaba hacer ejercicios. “Era de los que más corría”, dijo un policía, que ayer esperaba en formación el inicio de las honras fúnebres.

“Murió joven, a los 45 años (...) Una muerte extraña, una muerte súbita que sufren normalmente los atletas”, explicó la Directora de la Policía Nacional, primera comisionada Aminta Granera tras el homenaje póstumo.

Las honras fúnebres se realizaron ayer al mediodía. En las inmediaciones del Edificio Faustino Ruiz, ante el féretro y los familiares, fue leída la orden 035-2012, emitida por la directora policial, que asciende póstumamente al grado de subcomisionado a Talavera González, y también le otorga la Medalla al Mérito Primer Comisionado Cristian Munguía en Primera Clase.

El presidente Daniel Ortega y dos de sus hijos se presentaron al lugar para dar las condolencias. Los restos del agente policial que ingresó a esa institución a los 17 años, y fue uno de los fundadores del Batallón 30-12 de Estelí, fueron trasladados ayer a esa ciudad, de donde es originario. Él deja dos hijas y un hijo.