•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Más de 21 meses han transcurrido desde que el 27 de septiembre de 2010 se radicó en la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, CSJ, el recurso de casación presentado por la defensa de Frank Oviedo Fuentes.

El también exguerrillero antisandinista fue condenado en primera instancia a 30 años de prisión por transporte internacional de estupefacientes, crimen organizado, lavado de dinero y falsedad ideológica.

Ante el reclamo de retardación de justicia, hecho por los familiares de Oviedo Fuentes, quienes permanecen en una champa en la entrada a la CSJ, el Presidente de la Sala Penal, magistrado Armengol Cuadra López, dijo que existe un proyecto de sentencia.

Cuadra señaló que el proyecto está en poder de la magistrada Juana Méndez, a quien dijo solicitará se pongan de acuerdo para convocar a una reunión a los magistrados que integran la Sala Penal para proceder a la votación de la sentencia.

“Vamos a decirle a la doctora Juana Méndez que convoque, o convoco yo como presidente de Sala, para discutir la resolución y leerla entre todos --los magistrados--, y hacerla más rápido”, aseveró el presidente de la Sala Penal de la CSJ.

López Cuadra agregó que para evitar que se alargue más el tiempo en la emisión de la sentencia, los magistrados que integran la Sala Penal podrán incorporar en la reunión los cambios que sugieran para evitar que ande circulando --el proyecto de sentencia-- de despacho en despacho, permitiendo de esta manera que se dicte sentencia de inmediato.

Por su parte, la magistrada Juana Méndez confirmó la existencia del proyecto de sentencia en el caso de Oviedo, pero evitó señalar la posible fecha en que se realizará la reunión de los miembros de la Sala Penal para dictar sentencia.

“No me gustaría comprometerme con la fecha, porque reunirnos --los magistrados de la Sala Penal-- no depende a veces de mí, pero prácticamente ya todo está listo”, afirmó Méndez. Mientras tanto, los parientes de Frank Oviedo, a quienes les fueron intervenidas judicialmente varias propiedades, entre ellas fincas de hasta 300 manzanas de tierra con ganado, permanecen desde hace 18 meses en una champa en la entrada a la CSJ.

“Lo que estamos pidiendo es que nos regresen nuestras propiedades, porque mientras la Universidad Nacional Agraria está como depositaria de nuestras fincas y casas, nuestras familias andan rodando”, afirmó Everett Martínez Fuentes, primo de Frank Oviedo.

El entrevistado dijo que los afectados con la ocupación en distintas partes del país son siete familias emparentadas con Oviedo Fuentes, y de quienes las autoridades sospecha que son testaferros de este en la compra de bienes, algo que no les han demostrado.