•   Siuna, RAAN, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un fin de semana de incesantes lluvias enfrentaron este fin de semana las regiones autónomas del Atlántico Sur y Norte, lo que mantiene en alerta a las autoridades de dichos lugares, por las crecidas de ríos, inundaciones de viviendas y daños a la infraestructura en general, además de que se reportan dos personas ahogadas.

En Siuna, municipio de la RAAN, se registró un tornado la tarde del sábado, el que según los pobladores del barrio “Miguel Alvarado” causó interrupciones en el servicio de energía eléctrica, tumbó árboles y causo daños en varias viviendas.

Entre tanto, desde Nueva Guinea se reporta que Caño Chiquito y El Comal, en Puerto Príncipe, a unos 45 kilómetros al este del municipio, los ríos que llevan los mismos nombres se desbordaron, dejando cuatro viviendas semidestruidas y cuantiosos daños materiales

El tráfico vehicular se ha interrumpido en la vía Siuna-Waslala, al colapsar dos alcantarillas en los sectores de El Bálsamo y El Naranjo, jurisdicción del municipio de Siuna, informó el ingeniero Mario Ríos, delegado del Ministerio de Transporte e Infraestructura, MTI, en el Triángulo Minero.

El funcionario agregó que en el sector de Unicuás, en la vía Mulukukú–Siuna, se formó un “pegadero” que impide el paso de vehículos.

Dos presuntos ahogados

Además de la crecida de los ríos provocada por las fuertes lluvias y los estragos en las vías, se reportan las dos primeras víctimas, según información extraoficial de la Delegación Policial del Triángulo Minero, Prinzapolka y Mulukukú

Erlinda Vanegas, de 50 años, y su nieta, de seis, perdieron la vida al ser arrastradas por las corrientes del río Aguas Calientes, cuando ambas desafiaron las crecidas aguas, en su afán por llegar a su comunidad --La Micaela--, ubicada entre Siuna y Waslala.

El comisionado Mario Díaz, jefe del área preventiva de la Policía Nacional en la zona, dijo que enviaron una guardia operativa, y que coordinan con el jefe de sector en Aguas Calientes para la confirmación de la información.

Las fuertes lluvias que azotaron la región del Caribe desde la madrugada del domingo, dejaron además de las cuatro casas dañadas, unas 30 familias damnificadas, que tuvieron que abandonar sus hogares ante la crecida de los dos ríos que pasan por el poblado de Puerto Príncipe, informó el alcalde, quien es, además, presidente de la Comisión de Prevención y Desastres, Comupred, Denis Obando Marín.

En Siuna, Alfredo Roque, Gerente de la Empresa Nicaragüense de Electricidad, ENEL, dijo que las cuadrillas de la empresa han trabajado arduamente para normalizar el servicio de energía eléctrica, el cual sufrió interrupciones en un 80%, después de que las rachas de viento provocaran afectaciones en las mismas.

Aclaró que el servicio fue restablecido en todo el Triángulo Minero, Prinzapolka y en Mulukukú este lunes.

Vigilan Río Prinzapolka

En el municipio de Prinzapolka, las autoridades se encuentran vigilando la crecida del río del mismo nombre, según informó la alcaldesa Lidia Coleman.

“La situación, hasta el momento, está bajo control. Ya han parado las lluvias y estamos vigilando el comportamiento del río”, aseguró ayer Coleman.

Agua potable para Nueva Guinea

En el primer informe que suministró el alcalde de Nueva Guinea, Denis Obando, señala que ya envió un par de camiones para que transporten agua limpia desde otra comunidad para evitar que la gente tome agua contaminada, porque las letrinas quedaron en el aire.

Obando también adelantó que unas 15 comunidades podrían estar tomando agua contaminada, porque las letrinas fueron arrastradas por los ríos.

Las comisiones de las instituciones del Estado y de la Alcaldía en Nueva Guinea, están evaluando los daños que han ocasionado la crecida de los ríos en este sector, que es vulnerable en la época lluviosa.