•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Ejecutivo presentó ayer a empresarios y trabajadores la propuesta de Concertación Tributaria, que busca, ordenar las exoneraciones para mantenerlas en sectores económicos claves, aumentar la base de contribuyentes, para favorecer la producción y el empleo, así como disminuir la evasión fiscal, que solo en 2010 significó US$409 millones (más de C$9,400 millones) en Impuesto sobre la Renta, IR, e Impuesto al Valor Agregado, IVA.

El asesor económico de la Presidencia, Bayardo Arce, durante la primera sesión de esta gran concertación que pretenden tener aprobada a más tardar en septiembre próximo, señaló que la evasión sigue erosionando la base impositiva para la futura reforma, que no tiene ninguna intención de ser “recaudatoria”.

La evasión de impuestos es el principal problema que arrastra el gobierno desde la reforma 2009, manifestó el asesor económico ayer, durante la presentación oficial en el Banco Central de Nicaragua, BCN.

“Hay que hacer un reconocimiento a los que han venido pagando sus impuestos y comenzar un proceso donde paguen menos, tanto asalariados como empresarios, pero se debe diferenciar la política impositiva para favorecer la producción y la inversión”, dijo Arce.

El funcionario también evaluó el impacto de las exoneraciones en la reforma anterior. En 2010 se aprobaron C$10,544 millones en exoneraciones, es decir, unos US$458 millones.

Partiendo de lo anterior, el asesor económico enfatizó que en la propuesta de reforma 2012, es necesario “mejorar la fiscalización para reducir la informalidad y combatir la evasión”.

Para ello, el gobierno plantea reformar la estructura tributaria, para aumentar la base impositiva y mejorar la equidad.

“El esfuerzo para lograr las metas no es solo del gobierno. Si nosotros mismos por una equivocada concepción gremialista o una equivocada posición politiquera comenzamos a consentir la informalidad, definitivamente, no vamos a lograr el objetivo”, afirmó Arce.

El gobierno también propone fijar límites temporales para los sujetos exonerados, por medio de listas taxativas, cuotas y calendarios graduales de gravación. En el marco de esos beneficios tributarios plantean seleccionar con criterios de prioridad, y en la revisión que llevarán a cabo dijo que podrían salir o entrar nuevos sectores.

Viendo a Centroamérica

Entre los principios generales de la propuesta está el equiparar tributos con tasas de la región, para favorecer la competitividad, porque el problema es que Centroamérica “no tiene una política fiscal regional”.

La propuesta también plantea introducir regulaciones de regímenes especiales para pequeños contribuyentes de la ciudad y del campo, revisar los límites para pertenecer a dichos regímenes, y, según Arce, ahí se debe depurar a los grandes contribuyentes que se refugien en estos principios especiales.

Según el funcionario, en Nicaragua existen 285 leyes, reglamentos y normas relacionadas con las exoneraciones. En este contexto, el Ejecutivo pretende agruparlas en un solo cuerpo de ley.

Cosep: Rescatar consenso

El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, José Adán Aguerri, refirió que en esta reforma esperan llevar a la práctica el consenso. Insistió en que se tomarán el tiempo necesario para evaluarla, y esperan sentarse con el gobierno en agosto próximo.

“Así como se plantea la necesidad de fortalecer la administración tributaria, nosotros vamos a dejar claro que se fortalezca la tramitología, de tal manera que no se pierda en este caso. Nosotros tenemos muchos sectores que pierden la exoneración, en el caso de aquellas que van a quedar por falta de tramitación efectiva de los funcionarios de gobierno”, afirmó Aguerri.

El representante de la cúpula empresarial del país aplaudió el esfuerzo del gobierno por mirar hacia el contexto regional. “En lo regional, los sectores nuestros deben mantener la competitividad, mientras se asegure que las reformas van a seguir siendo el motor impulsor de la economía, y que se genere empleo formal. Indistintamente que en el resultado concreto haya algo más de recaudación, va a ser una reforma que, efectivamente, apostará por eso”, agregó.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua, Apen, Enrique Zamora, señaló que el sector privado en los últimos años ha contribuido a la generación de empleos. “Es importante ver cómo incorporar la parte informal. Creo que las exoneraciones no pueden ser indefinidamente, y eso se da para estimular la instalación de la planta, y cuando se tiene de antemano plazos de vencimiento, se puede planificar una empresa con bastante previsibilidad”, dijo Zamora.

Reforma importante para FMI

Por otro lado, el asesor económico Bayardo Arce destacó que para la economía nicaragüense será “un factor fundamental” firmar acuerdos con los organismos financieros multilaterales, como el Fondo Monetario Internacional, FMI.

Previendo que el organismo solicitará resultados concretos en el aspecto de la concertación, tratarán de tenerla lista en septiembre próximo, según Arce, para “garantizar la sanidad de las finanzas públicas en un contexto de estabilidad económica”.