•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Mil 64 familias afectadas en Puerto Príncipe y en otras comarcas de Nueva Guinea, 16 viviendas inundadas en Managua y la tercera persona muerta tras ser arrastrada por la corriente de un riachuelo en Estelí, es el recuento parcial que suministraron autoridades de la Defensa Civil, ante las constantes lluvias que ayer siguieron golpeando a Nicaragua.

En la Región Autónoma del Atlántico Norte, RAAN, existen un total de 148 puntos críticos, por lo que la Defensa Civil está trabajando con el Comité Regional de Prevención, Mitigación y Atención de Desastres en los planes de contingencia, para atender a la población ante una eventual emergencia, dijo el teniente coronel Freddy Herrera, jefe de Defensa Civil en el Caribe Norte.

El alcalde de Puerto Príncipe, Denis Obando Marín, también Presidente del Comité Municipal de Prevención de Desastres, Comupred, dijo que tiene un reporte de cuatro puentes dañados en la zona: (19 de Julio, Caño el Serrano, Jaloa y Punta Gorda), los que colindan con otras comunidades y que están perjudicando el acceso a esos poblados.

Dijo, además, que las lluvias provocaron que 300 manzanas de quequisque, 80 de maíz, 100 de yuca y 50 de arroz se perdieran producto de las inundaciones, y que 100 cerdos y 100 aves de corral murieran ahogados, afectando así a 200 productores que sobreviven de la agricultura.

La población espera que los que están al frente de la emergencia les hagan llegar ayuda alimenticia y agua para tomar.

Debido a la inundación, las letrinas se congestionaron y las tuberías de agua potable se dañaron.

Asimismo, un total de 270 estudiantes no están recibiendo clases debido a que se perdieron todos sus útiles escolares con la inundación.

Waspán: más vulnerable

En la RAAN, la Defensa Civil identifica en dos escenarios los puntos críticos: Puerto Cabezas, cabecera departamental, tiene 30 puntos críticos, entre ellos las comunidades de Sandy Bay, Krukira y Tuapy, en el Norte, y Wawa Bar y Karatá, al Sur; mientras que Waspam es el municipio más vulnerable, con 40 puntos críticos, entre los que sobresalen tres barrios del área urbana, y comunidades ubicadas en las riberas del río Coco.

El segundo escenario lo comprenden los municipios del Triángulo Minero y Prinzapolka. En el caso de Mulukukú y Waslala, son atendidos por la Defensa Civil de Matagalpa.

En Siuna, los puntos críticos son 24, uno de ellos ubicado en el barrio “Pedro Joaquín Chamorro”, y el resto en comunidades ubicadas en las riberas de los ríos.

En Rosita, tres barrios del área urbana y la zona rural son vulnerables, sobre todo las ubicadas en las riberas de los ríos Bambana y Okonwas.

Fallece al cruzar riachuelo

Un joven cuya identidad hasta ahora se desconoce fue arrastrado por las aguas de un riachuelo ubicado en el sector de Los Laureles, en la zona de Santa Cruz, a 8 km al sur de la ciudad de Estelí.

El fallecido, aparentemente, intentó cruzar el cuerpo de agua sin notar que las crecientes bajaban con gran fuerza por el sector, y fue localizado por socorristas en una poza río abajo.

Managua se vuelve a inundar

Y Managua volvió a inundarse. Ya no es raro que esto ocurra en la capital, pero lo impresionante es la facilidad con que los puntos críticos aparecen, desbordando cauces e inundando barrios y calles.

Un trabajo a medio hacer en el barrio “Arnoldo Alemán”, en la pista que va hacia Sabana Grande, fue el detonante para que 16 viviendas quedaran totalmente anegadas con la lluvia de ayer. De una de ellas, solo el cajón quedó.

Las vecinas de Arelys Carrión la consolaban ayer, tras haber perdido todo, cuando el agua sobrepasó el nivel de su cama. No pudo salvar nada. Con ojos llorosos, la afectada culpaba a la empresa contratada por la alcaldía por el mal trabajo realizado, que obstruyó las salidas naturales de las aguas pluviales.

En este sector, 70 personas resultaron afectadas, y el propio delegado del Distrito VII de la Alcaldía de Managua, Julio Cuadra, además de asegurar que de inmediato comenzarían con las reparaciones, culpó a la empresa que la misma comuna contrató, y a los pobladores, por la situación que se vivió ayer.

La casa de Mirna Urbina quedó atrapada entre dos paredes, dentro de la propiedad quedó lo que dejó el cauce; agua estancada que no pudo correr por la cantidad de basura y sedimentos que son arrastrados por las corrientes.

Las autoridades reportaron, además, en el sector de Rubenia, la caída de un árbol en una casa, mientras en varios tramos de la Carretera Norte era peligroso circular por la cantidad de agua que cubrió la vía con la lluvia de ayer.

Fenómenos normales

Salvadora Martínez, meteoróloga de turno del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter, indicó que debido al ingreso en horas de la mañana de de ayer de áreas nubosas en el sureste del Caribe, que se desarrollaron a lo largo del día entre el centro y el sur del territorio nacional, se produjeron las precipitaciones en horas de la tarde.

La actividad, según Martínez, estuvo acompañada de rachas de vientos que alcanzaron los 30 y 40 km por hora y de tormentas eléctricas.

Por su parte, el segundo jefe de Defensa Civil, coronel Néstor Solís, precisó que hasta hoy darán a conocer detalles precisos de las zonas afectadas por las lluvias.

Con la colaboración de Janeth Oporta, Máximo Rugama y Gilberto Artola.