Fermín López
  •  |
  •  |
  • END

PUERTO CABEZAS

“¿De qué nos sirve que tengamos una atención gratuita, si no nos dan las medicinas para curarnos?, preguntó doña Francisca Smith, quien salía del policlínico “Ernesto Hodgson”, donde acudió a pasar consulta por una fuerte tos, fiebre y dolor en todo el cuerpo.

Flora Mairena, del área de Farmacia de dicho centro asistencial, manifestó que más de treinta medicamentos de los que recetan los médicos todos los días están en cero, situación que vienen presentándose desde hace más de un mes, confirmó una fuente de la bodega del mismo lugar.

Según esa fuente, no hay medicamentos para los pacientes crónicos que cada mes acuden en busca de su tratamiento para el mes, entre los que se encuentran los asmáticos, reumáticos, diabéticos e hipertensos, entre otros, que al no ser abastecidos por parte del Ministerio de Salud se ven obligados a comprar por cuenta propia.

Entre la inmensa lista de medicamentos inexistentes está el Ibuprofeno, el cual tiene más de dos meses que desaparecido; el Acetaminofén ya lleva cerca del mes; tampoco hay Amoxicilina, entre otros medicamentos para contrarrestar las enfermedades respiratorias y las infecciosas.

Por su parte, el doctor Ernesto Potosme, responsable de Insumos Médicos del Silais, dijo que la situación de escasez de medicamentos es reconocida por las autoridades de la Salud en la región, sin embargo, aclaró que no está en manos de ellos darles una solución inmediata, por lo que han iniciado la puesta en marcha de dos planes para responder a la demanda.

Manifestó que para los próximos días tienen prevista la entrega de una parte del medicamento que no se dio en el debido momento por problemas ajenos a ellos, entre los que se encuentran parte de los que están en cero; para más adelante se ha previsto la entrega del pedido de medicamentos del cuarto trimestre, con lo que esperan resolver la crisis.

Mientras tanto, en el policlínico han dicho que del ciento por ciento de los medicamentos que solicitaron en el pedido pasado, sólo recibieron el treinta por ciento, y de los medicamentos menos demandados.