•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Ver infografía

Si en algo coincide un grupo heterogéneo de nicaragüenses, es que la mayoría quiere cambiar a los magistrados del Consejo Supremo Electoral, CSE, y afirma que la mejor forma de gobierno es la democracia, según los resultados de la última encuesta realizada por M&R Consultores, con una muestra de 1,600 personas en todo el país, entre el 24 de junio y el 5 de julio de este año.

De los 1,600 encuestados, el 44.8% opinó que “es necesario cambiar a todos los magistrados del CSE”, mientras que el 28.2% expresó que se debe “sustituir solo a algunos y dejar a otros”, y el 22.8% considera que deben ser reelectos y mantenerlos en sus cargos.

Los entrevistados son hombres y mujeres mayores de 16 años, e incluye a los ciudadanos de la Costa Caribe del país. Esta encuesta se denomina Sistema de Monitoreo de la Opinión Pública Sismo XXXIII, y se realiza cada tres meses, para sondear la percepción de los ciudadanos sobre temas de coyuntura.

Las entrevistas se realizaron cara a cara en hogares seleccionados al azar. El margen de error de la encuesta es de más o menos 2.5, y el nivel de confianza es 95%.

“Satisfechos” “resignados” e “indignados”

Para caracterizar a los encuestados, el director de M&R Consultores, Raúl Obregón, explicó que los segmentaron en ciudadanos “satisfechos”, “resignados” e “indignados” con los resultados de las elecciones generales de 2011.

Cuando se observa la opinión detallada de los tres grupos, el resultado de cambiar a todos los magistrados se mantiene en un alto porcentaje en cada uno. El 29.8% de los satisfechos opinó que se debe cambiar a todos los magistrados del CSE; el 34.3%, que se deben sustituir algunos, y el 32.8%, que se deben reelegir y mantener en sus cargos.

De los indignados, el 77.3% opinó que se debe cambiar a todos; el 13.1%, que se cambie a algunos, y solo el 2.5% opina que deben ser reelectos. De los resignados, el 63.4% considera que se deben cambiar; el 24.8%, que algunos, y el 6.5%, que se reelijan.

Razones para cambiar

Del grupo (44.8%) que aceptaría cambiar a los magistrados, el 71.6% razonó que “ya cumplieron un ciclo y es necesario darle oportunidad a otras personas (alternancia)”. Un 13.7% opinó que “no se puede seguir con magistrados tan cuestionados nacional e internacionalmente (credibilidad)”. El 10.6% de los encuestados consideró que “se necesitan magistrados más honestos, imparciales y transparentes (confianza)”.

Luego, un 2.4% opinó que “se necesitan magistrados más capaces en temas electorales (capacidad)”; un 1.1 considera que “es una decisión vital para reducir la tensión y la polarización política (voluntad), y un 0.6 no opina”.

La razón con mayor porcentaje en los tres grupos fue la alternancia, porque 87.9% de los satisfechos se inclinaron por esta opción; los resignados 71.1%, y los indignados 55%.

Confianza en el CSE

En el tema de la confianza, el 42.4% de la totalidad de los entrevistados expresó “confiar mucho” en las próximas elecciones dirigidas por los mismos magistrados, contra un 28.1% que no tiene “ninguna confianza”, y un 27.2% que manifestó tener “poca confianza”.

En otro tema, la democracia resultó ser la forma de gobierno que prefirió la mayoría de los encuestados. El 82.3% opinó que la “democracia es preferible a cualquier otra forma de gobierno”. Un 10.1% dijo “que le da lo mismo un régimen democrático que uno no democrático” y sólo un 3% respondió que “en algunas circunstancias un gobierno autoritario puede ser preferible a uno democrático”. Sólo un 3.8% no contestó o dijo no saber.

Cuando se observan los resultados por cada uno de los tres grupos, el 83.3% de los satisfechos prefiere la democracia como forma de gobierno. En el caso de los indignados, la cifra es parecida: 83.6%, y de los resignados, un 71.2% prefiere la democracia.

En otro tema, el resultado global sobre la “satisfacción con el funcionamiento de la democracia en Nicaragua”, demuestra que el 71.8% de los encuestados está complacido con el funcionamiento de la democracia, y un 25.4% está insatisfecho.

Democracia le gana a Socialismo del siglo XXI

Otra coincidencia de opiniones entre los tres grupos fue cuando se les preguntó a los encuestados si se debe “mantener en Nicaragua el modelo de los últimos 20 años de gobierno”. El 69.5% consideró que se debe mantener, mientras que un minoritario 17.6% de los encuestados opinó que se debe cambiar al Socialismo del siglo XXI”, que es una propuesta del gobierno venezolano de Hugo Chávez, el principal aliado del presidente de Nicaragua. El porcentaje restante no contestó o no sabe.

En el detalle por grupo, el 66.3% de los satisfechos opinó que se debe mantener el modelo actual, contra un 22.3% que prefiere el socialismo. Entre los indignados, un 78.3% prefirió mantener el modelo de democracia, contra un 6.6% que prefirió el socialismo, y de los resignados, el 68.6% prefiere mantener el modelo de democracia, contra un 14% que se inclinó por el socialismo.