•   San Jorge, Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El norteamericano Harrison Rains Hanover, quien permanece con prisión preventiva desde el viernes  pasado por estar siendo procesado por delitos sexuales, sufrió la tarde del lunes un fuerte revés judicial, ya que la juez  local de San Jorge, Anabell Moreno, decretó un secuestro preventivo  con el que literalmente sacan al extranjero de la casa donde habitaba.

Tras decretar el secuestro, la judicial dejó como depositaria del inmueble a la señora Andrea del Carmen Mongalo, y esta aseguró a El Nuevo Diario, que fue ella quien solicitó la medida cautelar para recuperar su casa, la cual había alquilado a Harrison, y según el contrato de arriendo, este debió haberla entregado el 6 de abril, pero se negó a regresar el inmueble.

Por tal razón, Mongalo introdujo a inicios de junio  una demanda de desahucio por cesación de la tenencia precaria en el Juzgado de Distrito Civil de Rivas, y paralelo a esto surgió una investigación policial en contra de Harrison, ya que sospechaba que en la vivienda se daban actividades ilícitas, y al final de las indagaciones policiales, el extranjero terminó siendo acusado por los delitos  de violación a menores de 14 años, explotación sexual, pornografía y actos sexuales con adolescentes mediante pago.

La joven Scarleth Hernández, de 18 años --que se identificó como esposa del extranjero de 56 años--, se mostró inconforme al conocer que el inmueble había quedado en manos de Mongalo, y a la vez señaló que desde el pasado 10 de julio, cuando llegó la Policía a detener a Harrison, los dejaron fuera de la casa, “y ni siquiera me han permitido sacar mi ropa y otras pertenencias”, señaló.

De igual manera, se quejó de que ni siquiera le avisaron  que la tarde del lunes llegaría la Policía de San Jorge a entregar el inmueble a la señora Mongalo, y que fue por terceras personas que se enteró de que estaban sacando las pertenencias del extranjero.