•   San Marcos, Carazo, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La basura que hasta ahora es vista solo como una amenaza para el medio ambiente y la salud de las personas, podría convertirse en el futuro en una de las soluciones energéticas para Nicaragua, y el municipio de San Marcos se apunta desde ya como el pionero para aplicar esta técnica.

Según los expertos del tema, la plaga de contaminación que se extiende a nivel nacional, por el mal manejo de la basura, posee gran potencial para la producción de energía y biogás a través del procesamiento de desechos con biodigestores de presión hidráulica.

En San Marcos, departamento de Carazo, el proyecto arrancará en cuestión de meses, beneficiando a unas 200 familias del nuevo reparto Héroes y Mártires Nº 2, que recibirán biogás y energía extraídos de la basura orgánica que proviene de los residuos de comidas y frutas.

Visiblemente orgulloso del departamento académico que dirige, Roberto González, director del Centro de Estudios Biotecnológicos de la Universidad Politécnica de Nicaragua, Upoli, asegura que fueron varios años de investigación para encontrar los equipos con la tecnología adecuada a las características del país.

Biogestores chinos

Hemos estado trabajando desde hace años, pero estábamos limitados por no tener una tecnología que fuera sencilla, simple, de poco mantenimiento, robusta y a la vez capaz de procesar los desechos sólidos urbanos, hasta que encontramos una tecnología china de biodigestores adecuada para los residuos”, comentó González, quien espera que el proyecto de San Marcos se convierta en un futuro en un modelo a seguir por otras municipalidades.

El alcalde de San Marcos, Orlando Vega, señaló que la basura municipal es uno de los temas que más preocupa a su comuna, ya que a pesar de los esfuerzos que realizan por mantener limpio el territorio, persiste un mal manejo de los desperdicios por parte de la población.

Datos oficiales estiman que el municipio de San Marcos cuenta con 32 mil habitantes, de los cuales unos 27 mil gozan del servicio de recolección de desechos.

Según el alcalde Vega, el municipio produce cada día entre 12 y 15 toneladas métricas de basura, el 85% son materiales orgánicos, sin embargo solo el 15% de estos desperdicios son tratados en un vivero municipal donde producen biofertilizantes.

Arrancarán con 25 kilovatios

Pero la situación estaría por cambiar con el proyecto piloto que ejecutará el Centro de Estudios Biotecnológicos de la Upoli, en coordinación con la Alcaldía y la no gubernamental Asociación Para el Desarrollo Integral de los Municipios, Aprodim, que gestiona y desarrolla proyectos con el apoyo de otra ONG de la ciudad Jena, Alemania.

Actualmente, un equipo técnico de la Upoli realiza los últimos ajustes del estudio de factibilidad que definirá el sitio adecuado para instalar al menos 10 biodigestores, los que generarán unos 25 kilovatios de energía. En la fase inicial esta energía se destinará al alumbrado público de unas 20 familias.

Una vez que la obra entre en fase de prueba, esté en marcha y funcione satisfactoriamente, el beneficio llegará a 200 familias.

Managua con gran potencial

Para el ambientalista Kamilo Lara, Managua es una ciudad apta para el desarrollo de este tipo de técnicas que producen energía verde, pues señaló que de las 45 mil toneladas métricas de basura que aproximadamente produce al mes la capital, el 61.5% son desechos orgánicos.

De acuerdo con datos oficiales de la comuna capitalina, Managua genera diariamente unas 1,500 toneladas de desechos, sin embargo, existe un déficit de recolección de unas 300 toneladas de desperdicios que luego aparecen en calles, aceras, predios baldíos y áreas verdes.

“Cuando se habla del reciclaje siempre se piensa en la parte inorgánica, que es papel, aluminio, vidrio, plástico, pero que no son la mayor parte de los componentes de la basura en el país. También está la inorgánica húmeda, que constituye la mayor parte (de la producida) en la capital, por lo que este tipo de técnicas (energía y biogas a través de biodigestores) mejora la rentabilidad del manejo integral de los desechos sólidos”, comentó el experto.

Falta cultura de selección

Sin embargo, Lara explica que una de varias limitantes para este tipo de proyectos en el país, es la falta de cultura ciudadana sobre la separación de desechos, sin embargo, consideró que esto puede ser superable.

“No hay cultura del manejo de la parte orgánica, porque la gente la ve como la pudrición, la contaminación… (por lo que) es muy escasa la aplicación de la separación (domiciliar) de lo orgánico y lo inorgánico”, dijo el experto ambiental.

Al respecto, el alcalde de San Marcos aseguró que darán capacitaciones y promoverán campañas de educación ambiental para que los pobladores realicen la separación de los desechos.

Agregó que San Marcos es la tercera ciudad caraceña más grande después de Diriamba y Jinotepe, y “es un orgullo para nosotros llegar a ser los primeros en aplicar esta técnica, para que pueda ser un ejemplo para Nicaragua”.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus